Cerrar Publicidad (10s)

Cuando se cumple la décima jornada de movilización y tras no aceptar la oferta del Gobierno, los trabajadores contratistas que se tomaron los accesos a la central Bocamina II de Coronel están iniciando una huelga de hambre.

Alex Aguilera, vocero de la agrupación de trabajadores contratistas de la central Bocamina II, señaló en Buena Costumbre de Sabes.cl que están buscando la igualdad de derechos. “Estamos en esta instancia porque no fuimos escuchados en su momento. Además, Enel se niega rotundamente a tener una mesa de trabajo en conjunto con nosotros y el gobierno”, afirmó.

Los trabajadores exigen la realización de exámenes médicos para detectar una posible presencia de metales pesados en el cuerpo. Además, piden la reubicación de sus puestos de trabajos.

La central termoeléctrica Bocamina II, que va a dejar de operar el 31 de mayo, genera electricidad para más de un millón de hogares. Es por esto que, desde la empresa propietaria de la planta, Enel, enfatizan en el riesgo que implica detener las operaciones.

“Nosotros somos parte del proceso de generar energía para el país, pero no encontramos otra alternativa. Nos vimos obligados, sabemos que la necesidad energética del país es enorme. Esta es la única forma de presionar a Enel y al Gobierno para poder sentarnos a una mesa de trabajo”, sostuvo Alex Aguilera.

Lee también: Toma de la central Bocamina II de Coronel cumple una semana: Enel advierte riesgo eléctrico para más de un millón de hogares

A través de un comunicado, James Lee Stancampiano, gerente general de Enel Generación, declaró que “solicitamos tanto las empresas contratistas y sobre todo a las autoridades sectoriales y de orden, encontrar y gestionar los mecanismos necesarios a fin de encontrar soluciones, que terminen con el bloqueo y toma de esta central relevante. Esto, en un contexto marcado por la estrechez con la que opera el sistema eléctrico nacional”.

En ese sentido, y en relación con un posible desalojo por parte de la fuerza pública, el vocero de los trabajadores contratistas de Bocamina II reconoció que “estamos susceptibles a todo ese tipo de situaciones. Yéndonos a la parte humana, estamos acá en el décimo día, en una situación casi de calle, a la intemperie, cubriéndonos con algo que nos proteja. Sabiendo que todo esto pasa por la negación por parte de Enel de poder tomar esto con altura de miras”.

Cabe destacar que desde la empresa señalan que, dentro del proceso de descarbonización, se ha estado trabajando por más de un año con el Gobierno “en la creación de una Estrategia de Transición Justa, donde se han plasmado roles y compromisos de cada parte”.

Lee también: Con más mujeres en los cargos: Presentan nuevos vicerrectores de la Universidad de Concepción

En ese sentido, Enel acusa al Estado de incumplir este compromiso, lo que “representa la ocasión perdida de un proceso sano y justo en el cierre de plantas a carbón”.

En relación con lo anterior, Alex Aguilera dijo que “es el Gobierno el que tiene que ponerse de acuerdo con la empresa para dar respuesta a nuestras demandas”. Asimismo, Aguilera contó que “este miércoles tuvimos un llamado donde se nos comunicó por parte del Gobierno unas respuestas a nuestras demandas. Pero no fueron del todo satisfactorias”.

En total son 74 los trabajadores contratistas, uno de los cuales inició una huelga de hambre a las 8 de la mañana de este jueves en la central Bocamina II. Más trabajadores se sumarían durante esta jornada.

Lee también: Acusado de matar a Nicolás Paillán en Coronel trabajaba vendiendo calendarios en las micros

Cargando más noticias...