Cerrar Publicidad (10s)

El imputado por el homicidio de Nicolás Paillán Martínez (16) trabajaba como vendedor de calendarios, a bordo de la locomoción colectiva en el Gran Concepción. El sujeto habría asesinado al menor de edad en un domicilio ubicado frente al restobar que el joven visitó junto a su familia, en el sector Maule de Coronel. Durante la mañana de hoy, la Policía de Investigaciones (PDI) entregó más antecedentes tras el arresto del acusado.

El detenido fue identificado como F.R.M.M. (36). El subprefecto Óscar Alvarado, jefe de la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI, señaló que el hombre fue detenido en San Pedro de la Paz. “Esta persona podía moverse comercializando algunos calendarios al interior de los buses de la locomoción colectiva. Es en ese contexto en el que se produce la detención por parte de detectives. Era una información que se manejaba, al igual que otros lugares donde podía encontrarse”, explicó.

Lee también: La historia de Nicolás Paillán, menor asesinado en Coronel: Primera vez que salía a una disco

El jefe de la BH agregó que el imputado “comete este ilícito, cambia de domicilio en la comuna de Coronel a Lota y, posteriormente, trabajó en la comuna de San Pedro. No podemos referirnos a cuál era la idea que tenía esta persona pero, claramente, era evadir la acción policial”.

En tanto, el fiscal Cristian Vega, señaló que el sujeto “declaró, reconoció su participación en los hechos. Sería un delito de homicidio. No se descarta una sustracción, pero no sería el móvil principal. En estos momentos hay una sola persona imputada por los hechos que vivía o pernoctaba frente al local donde este joven había concurrido con su grupo familiar y, en ese lugar, se producen los hechos”.

Cabe recordar que la familia de Nicolás Paillán buscó al menor durante dos días el pasado fin de semana. Lo encontraron durante la mañana del lunes, enterrado en un domicilio ubicado a unos 50 metros del Club Carreta, local al que acudió junto a familiares la noche del viernes.

Los seres queridos de Nicolás indicaron que el teléfono móvil de Nicolás estaba siendo vendido en una feria de Coronel y que ellos mismos lo descubrieron. El persecutor penal Cristian Vega señaló que F.R.M.M. (36) tenía el móvil y que lo comercializó.

Desde el Ministerio Público se informó que se solicitará ampliar el plazo de detención del acusado, a la espera de recabar más antecedentes antes de formalizar cargos en su contra.

Cargando más noticias...