Cerrar Publicidad (10s)

La Universidad de Concepción destruyó todas las muestras del Interferón alfa-2b. El bullado medicamento para combatir el Covid-19 impulsado en junio de 2020 por el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, no pasó la prueba sanitaria. De acuerdo con el Instituto de Salud Pública (ISP), el remedio es un riesgo para la salud de la población, por lo que prohibió la distribución y venta.

Un informe final de Contraloría ordenó a la Asociación Chilena de Farmacias Populares (Achifarp) devolver todas las dosis experimentales del Interferón a la universidad penquista, para su posterior destrucción.

Lee también: Denuncias aumentaron un 40% durante 2022: Experta penquista explicó factores que inciden en la violencia escolar

Por medio de un comunicado, la UdeC detalló que recibió las muestras y tras la indicación del ISP las destruyó todas.

"Las muestras generadas no tenían valor o uso farmacéutico, porque solo fueron desarrolladas con fines analíticos y para estudios de estabilidad", expuso la casa de estudios.

"Después de una visita de inspección técnica, realizada por parte del Instituto de Salud Pública (ISP) a la Asociación Chilena de Farmacias Populares (ACHIFARP), todas las muestras almacenadas fueron enviadas de regreso a la Universidad de Concepción, donde fueron destruidas según protocolo indicado por ISP y ejecutado por proveedor externo, autorizado por el Instituto de Salud Pública", agregó.

Informe de Contraloría

El informe del ente contralor precisa que el convenio entre la UdeC y la Achifarp buscaba distribuir y administrar 180 mil dosis de Interferón en las comunas de Recoleta, Calera, Canela, Macul, Rauco y Renaico; pero no encontró ningún documento o solicitud elevada al Minsal para autorizar el uso del medicamento.

Asimismo, Contraloría estableció que la Achifarp transfirió a la Universidad de Concepción 25 millones de pesos entre el 25 de julio de 2020 y el 4 de mayo de 2021, para el desarrollo del cuestionado medicamento.

Para la ejecución de los convenios suscritos por la ACHIFARP con la Municipalidad de Recoleta, el informe detalla que "correspondiente a la adquisición de 180.000 dosis del tratamiento con el medicamento INTERFERÓN, en el cual también participó el municipio de Macul con un aporte de $10.000.000 y otro relativo a la implementación del tratamiento del medicamento AVIFAVIR, esa Asociación recibió fondos por los montos de $240.476.800 y $150.000.000, respectivamente".

Monto transferido a la UdeC

"En relación al convenio referente al tratamiento con el medicamento INTERFERON es del caso manifestar que la Asociación solo ha transferido a la Universidad de Concepción un total de $25.000.000, entre el 25 de julio de 2020 y el 4 de mayo de 2021, advirtiéndose que existe un saldo pendiente de ejecutar de $215.476.800, conforme a dicho acuerdo", agrega.

Sin embargo, cabe indicar que, al 30 de septiembre de 2021, el saldo en la cuenta corriente bancaria de la ACHIFARP -N° 6102166, del Banco del Estado de Chile-, ascendía a $29.003.433, conforme lo informado por dicha entidad financiera a Contraloría.

"En la fiscalización efectuada por el ISP a la citada Casa de Estudios Superiores se ordenó la prohibición de la fabricación de productos farmacéuticos de uso humano para investigación y ensayo clínico hasta regularizar su situación sanitaria, el impedimento de uso del producto INTERFERÓN Alfa 2B en seres humanos y la destrucción de las unidades que se encuentran en esa Institución de Educación Superior.
Por lo anteriormente expuesto el ISP deberá proporcionar a esta Contraloría General los antecedentes que den cuenta de las unidades de INTERFERÓN destruidas por parte de la Universidad de Concepción, así como remitir copia del acto administrativo que inicia el sumario sanitario, en un plazo de 30 días hábiles a contar de la recepción del presente informe", precisa el informe.

Producto de estas inconsistencias, Contraloría inició un proceso sumarial a las municipalidades de Recoleta y de Macul.

Cargando más noticias...