Cerrar Publicidad (10s)

Una nueva polémica genera tensión al interior del gabinete regional del Biobío. Y es que dos seremis enfrentan juicio de cuentas en Contraloría por bonos entregados erróneamente. En específico, se trata de Hedson Díaz, actual seremi de Desarrollo Social y ex administrador municipal de Lota; y la actual seremi del Trabajo, Sandra Quintana, ex jefa (s) del Departamento de Educación Municipal lotino.

El titular de Desarrollo Social descartó rotundamente poner su cargo a disposición y explicó que entre 2017 y 2018 habría percibido un bono por "concepto de desempeño", pago que paralizó Contraloría y ordenó el reintegro de los fondos, acción administrativa que, según él, realizó.

"Posteriormente a eso, los trabajadores del Departamento de Educación presentaron una denuncia judicial y el tribunal otorgó ese beneficio, por lo tanto ellos ganaron esa demanda. Es una acción judicial que se superpone a la acción administrativa, por lo tanto aquí no hay un tema pendiente, no hay nada que explicar, porque en este caso la acción judicial está cerrada y se superpone a la acción administrativa de Contraloría", dijo Díaz.

Lee también: Jorge Ulloa, ex intendente del Biobío y ex embajador en Paraguay sobre su futuro: "Mi vida de elecciones ya llegó a su final"

En esa misma línea, el seremi Hedson Díaz aseguró que todos estos antecedentes estaban en conocimiento de la Delegada Presidencial, previo a su asunción como titular de Desarrollo Social.

"Nosotros entregamos todo una carpeta administrativa y en este caso se hacen las investigaciones correspondientes. Esto no tiene nada que ver con un tema de probidad (...) Nosotros informamos todos los antecedentes, porque este es un reparo administrativo, no es una acción judicial. Es un porceso cerrado por parte de la Justicia", explicó.

Versión de la Seremi del Trabajo

La seremi del Trabajo Sandra Quintana adujo que es un tema que necesariamente hay que aclarar. Según relató, en el año 2016 se les ofreció un bono a los asistentes de la educación, sin embargo, después de meses ella continuó en el cargo, pero esta vez en el equipo del ex alcalde de Lota, Mauricio Velásquez y ese bono se siguió entregando a los trabajadores "sin haber ninguna situación específica que dijera que no podíamos pagarlo, hasta que llegó Contraloría y nos dice que efectivamente ese bono no se puede pagar", expresó.

"Yo estaba trabajando como jefe técnico en ese minuto, pero me tocó subrogar al jefe del Daem y por eso mi firma está ahí", agregó Quintana y aseguró que no pondrá el cargo a disposición, porque no ha cometido ninguna falta. "Este juicio se terminó en el mes de marzo de este año 2022. Por lo tanto, ahora lo que corresponde es que el Municipio -de Lota- debe devolverle este bono a los trabajadores, porque es un derecho adquirido. Por lo tanto, le deben 500 millones de pesos a los trabajadores", cerró.

Delegada Dresdner no conocía antecedentes

La delegada Daniela Dresdner afirmó que no estaba en conocimiento de tales antecedentes y sostuvo que si encuentran alguna falta tomarán las acciones pertinentes.

"Nosotros estamos en comunicación con ellos -seremis- y como ya lo he dicho antes, si es que encontramos algo reprochable, nosotros vamos a tomar cartas en el asunto, pero yo prefiero que ellos respondan", indicó Dresdner.

"Yo no tenía información previa respecto a esto, no sé si estaba en algunos de los otros órganos esto como información previa, al menos yo no lo sabía", añadió.

Mientras que Contraloría informó que ya se dio inicio al juicio de cuentas y está en su etapa inicial, en ningún caso cerrado. De hecho, todos los involucrados están notificados.

Cargando más noticias...