Cerrar Publicidad (10s)

La Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) estará más ocupada que de costumbre esta semana cuando su tripulación reciba a bordo a cuatro nuevos colegas de la empresa Axiom Space, con sede en Houston, el primer equipo de astronautas privado que viaja al puesto orbital.

La empresa, la NASA y otros agentes del sector consideran que el lanzamiento es un punto de inflexión en la reciente expansión de las empresas espaciales comerciales; a las que se denomina como economía de la órbita terrestre baja, o "economía LEO", por sus siglas en inglés, para abreviar.

Si el tiempo lo permite, el equipo de cuatro personas de Axiom debería despegar el miércoles desde el Centro Espacial Kennedy de la NASA en Florida. Esto será a bordo de un cohete Falcon 9 equipado y pilotado por SpaceX, la empresa de lanzamientos espaciales comerciales de Elon Musk.

Si todo va bien, el cuarteto liderado por el antiguo astronauta de la NASA Michael López-Alegría llegará a la estación espacial 28 horas más tarde, cuando su cápsula Crew Dragon, suministrada por SpaceX, se acople a la ISS a unos 400 km por encima de la Tierra.

López-Alegría, de 63 años y de origen español, es el comandante de la misión y vicepresidente de desarrollo de negocios de Axiom. Le acompañará Larry Connor, empresario inmobiliario y tecnológico y aviador de acrobacias aéreas de Ohio, encargado de pilotar la misión. Connor tiene más de 70 años, pero la empresa no ha facilitado su edad exacta.

Lee también Niño perdió la vida tras consumir mariscos contaminados por marea roja

Completan el equipo de Ax-1 el inversor-filántropo y expiloto de cazas israelí Eytan Stibbe, de 64 años; y el empresario y filántropo canadiense Mark Pathy, de 52, ambos como especialistas de misión. Stibbe se convertirá en el segundo israelí en el espacio, después de Ilan Ramon, que pereció con seis compañeros de la NASA en el desastre del transbordador espacial Columbia en 2003.

Puede parecer que la tripulación de Ax-1 tiene mucho en común con muchos de los pasajeros adinerados que últimamente realizan viajes suborbitales a bordo de los servicios Blue Origin y Virgin Galactic. Ofrecidos por los multimillonarios Jeff Bezos y Richard Branson, respectivamente. Sin embargo, los ejecutivos de Axiom afirman que su misión es más sustancial.

"No somos turistas espaciales", dijo López-Alegría durante una reciente sesión informativa. Añadiendo que el equipo de Axiom ha recibido una amplia formación para astronautas tanto con la NASA como con SpaceX y que llevará a cabo una significativa investigación biomédica.

"MUCHOS COMIENZOS"

"Es el comienzo de muchos comienzos para comercializar la órbita terrestre baja", dijo a Reuters en una entrevista el cofundador y presidente ejecutivo de Axiom, Kam Ghaffarian. "Estamos como en los primeros días de internet, y ni siquiera hemos imaginado todas las posibilidades, todas las capacidades, que vamos a proporcionar en el espacio".

El llamado equipo Ax-1 llevará equipos y suministros para 26 experimentos científicos y tecnológicos que se llevarán a cabo antes de abandonar la órbita y regresar a la Tierra 10 días después del lanzamiento. Entre ellos se incluyen investigaciones sobre la salud del cerebro; las células madre cardíaca; el cáncer y el envejecimiento. Así como una demostración tecnológica de óptica a partir de la tensión superficial de fluidos en microgravedad, dijeron los ejecutivos de la empresa.

Síguenos en Sabes Mundo para conocer noticias internacionales.

Cargando más noticias...