Cerrar Publicidad (10s)

Durante la jornada de este miércoles, el subsecretario del Interior, Manuel Monsalve y la delegada presidencial, Daniela Dresdner, sufrieron un imprevisto al desplazarse hasta el centro de Cañete, debido a una manifestación de un grupo de comuneros Mapuche. 

Ante esto, el subsecretario del Interior indicó que “el Presidente Gabriel Boric ha mandatado a asumir que en la zona sur de Chile hay un conflicto, es un conflicto complejo (…) Hoy hemos visto parte de esa complejidad. Efectivamente tuvimos que cambiar la agenda de lugar, producto que la carretera estaba tomada. Esto es lo que viven muchos habitantes de la Provincia de Arauco que es justamente lo que tenemos que resolver”.

“Las personas tienen que tener la seguridad para desplazarse dentro de su territorio para garantizar su integridad. Y justamente ese es el mandato del Presidente, a recuperar el diálogo y asumir que tenemos un conflicto político de alta complejidad”, agregó. 

Lee también: "Esto es lo que vivimos diariamente": Víctimas del Terrorismo tras frustrada visita del Gobierno a Cañete

Por otro lado, Monsalve mencionó que “hemos conversado con gremios productivos, vamos a tener un diálogo con las víctimas de violencia rural. Vamos a tener el encuentro con los alcaldes de la Provincia de Arauco y vía telemática pudimos tomar contacto con los dirigentes de las mesas territoriales que nos esperaban en Cañete y que no nos pudimos reunir”.

Bajo esa misma línea, señaló que “el diálogo continúa, vamos a ser perseverantes. Hay obstáculos propios del conflicto, pero no vamos a pararnos frente a los obstáculos, vamos a seguir insistiendo (…) Hay que asumir que hay una deuda histórica con el pueblo mapuche, que acá ha habido negación de derechos, exclusión del pueblo mapuche y el diálogo político tiene que recoger esa demanda”.

Consultado sobre una posible conversación con los comuneros mapuche, Monsalve manifestó que “producto del corte de ruta quisimos ofrecer la posibilidad de dialogar. Para poder conversar y escuchar cuál era la demanda que tenían y ver si podíamos colaborar en resolverlas”.

“No hubo posibilidad de dialogar porque ellos no quisieron. Y por lo tanto, nosotros no quisimos presionar la situación y decidimos cambiar el lugar de la reunión”, expresó. 

Cargando más noticias...