Cerrar Publicidad (10s)

Un tribunal de Costa Rica condenó este miércoles a 20 años de prisión a un conocido exsacerdote católico por los delitos de abuso sexual y violación en contra de un menor en 2003. En una sentencia dictada más de dos años después de haber sido capturado en México.

La justicia consideró que Mauricio Víquez, quien ocupó cargos de alto nivel en la diócesis de la capital San José cometió los delitos contra el niño, quien recibía comida para su familia a cambio de servir como mensajero del entonces clérigo. La víctima tardó casi 17 años en denunciar las agresiones.

"Me han sostenido mi esposa y mis dos hijos. Hoy sentí una liberación total. El fantasma que acarreaba desde los 12 años desapareció", dijo a periodistas la víctima, ahora de 30 años, al terminar el juicio de Víquez, exportavoz de la Iglesia católica en temas de familia.

Lee también “Vamos a seguir insistiendo”: Subsecretario Monsalve tras frustrada visita a Cañete

Víquez, quien fue retirado del ejercicio sacerdotal en 2019 al conocerse las denuncias, se libró de varias acusaciones porque los delitos prescribieron; como los relacionados con varias denuncias de pederastia de hombres que dijeron haber sido abusados antes del 2003, pero no en el caso del menor.

El abogado de Víquez dijo a periodistas tras anunciarse la sentencia que el exreligioso no conocía a la víctima y que apelará el fallo.

El arzobispo de San José, José Quirós, enfrenta un juicio civil por el supuesto encubrimiento de Víquez.

Síguenos en Facebook para conocer todas nuestras informaciones.

Cargando más noticias...