Cerrar Publicidad (10s)

Una delegación mapuche-pewenche del Biobío participó en la rogativa concretada en La Moneda la mañana de este sábado. El grupo lo conformó el Lonko Pascual Levi Curriao de Quepuca Ralco 2, el Lonko Feliciano Purran y Trinidad Huenchucan de El Barco del Alto Biobío.

La instancia también contó con la asistencia de Magaly Mella Ábalos, antropóloga académica de la Universidad del Biobío, quien llegó al evento junto a su pareja, el Lonko Pascual Levi Curriao.

"En esta actividad fueron invitados las diferentes personas de los distintos pueblos originarios que componen el país y también afrodescendientes. La idea es que estos grupos se presentaran y se pudieran intercambiar algunas palabras", afirmó.

De esta manera, durante la actividad, los presentes llegaron con obsequios para el presidente Gabriel Boric e Irina Karamanos.

También puedes leer: Los objetivos de la diputada Marlén Pérez para el Biobío

“En general las personas invitadas y de los pueblos hicieron referencia las problemáticas vinculadas a sus propios territorios. Por ejemplo, del pueblo Colla con las mineras, la falta de agua, los problemas de las forestales, la falta de consideración de parte del estado, los abusos de poder de algunos alcaldes”, detalló.

En este sentido, el ejecutivo escuchó atentamente cada una de las observaciones aportadas por los invitados en el encuentro. Incluso, formó parte de la ceremonia religiosa en si.

Según explicó Ábalos, esta nueva relación significa que "hay esperanza y yo creo que eso es fundamental. Se cree que es posible que este gobierno desde la sencillez y también desde los gestos que en estos momentos se tiene, se pueden hacer cosas realmente".

Agregó que "van a haber muchos espacios de acercamiento. Hay una sensibilidad de parte del gobierno de vincularse con los pueblos originarios. Avanzar lo que más se pueda en lo que no se ha hecho hasta el momento".

Cargando más noticias...