Cerrar Publicidad (10s)

Polonia trató de facilitar este lunes el paso a la Unión Europea a cerca de un cuarto de millón de ucranianos que esperan en los pasos fronterizos en condiciones gélidas, tras huir de la invasión rusa de su país.

Al impedir que los hombres en edad de reclutamiento salieran de Ucrania, grupos de personas, principalmente mujeres y niños, llegaron a las fronteras del este de Polonia, Eslovaquia y Hungría y al norte y noreste de Rumania.

El tiempo de espera para pasar las fronteras oscilaba entre unas horas en los cruces pequeños y varios días en los más concurridos, como el de Medyka, en Polonia, donde las filas en el lado ucraniano se extendían por decenas de kilómetros.

"Las colas son enormes", dijo el jefe de gabinete del primer ministro polaco, Michal Dworczyk, quien añadió que la policía fronteriza estaba permitiendo la entrada de personas sin documentos y que el gobierno estaba hablando con sus homólogos ucranianos para simplificar los procedimientos.

"Si contamos los puntos fronterizos en funcionamiento, ciertamente hay más de un cuarto de millón de personas en las fronteras", relató.

Lee también Shell dejará de operar en Rusia tras la invasión de Ucrania

Otro funcionario polaco dijo que los guardias fronterizos ucranianos estaban ralentizando el flujo de personas mientras trataban de separar a los hombres en edad de combatir.

Foto del lunes  de gente huyendo de Ucrania en la localidad húngara de Tiszabecs Feb 28, 2022. REUTERS/Bernadett Szabo
Foto del lunes de gente huyendo de Ucrania en la localidad húngara de Tiszabecs Feb 28, 2022. REUTERS/Bernadett Szabo

"El sistema se congela a menudo", dijo el viceministro del Interior, Pawel Szefernaker, al sitio web wp.pl.

La embajada de Estados Unidos en Kiev tuiteó que los guardias fronterizos ucranianos estaban renunciando a los procedimientos de control de salida para las mujeres y los niños con el fin de reducir los tiempos de espera mientras empezaba a nevar.

El ministro rumano del Interior, Lucian Bode, dijo que, dado que la gente hace colas de entre 20 y 30 horas en el lado ucraniano para entrar en Rumania, era crucial ponerse de acuerdo sobre cómo procesar su documentación para acortar los tiempos de espera también en el lado de la UE

El director de una agencia de la ONU dijo el lunes que más de 500.000 personas han huido de Ucrania a los países vecinos desde el inicio de la invasión rusa la semana pasada. Funcionarios de la UE han dicho que la guerra podría desplazar a 7 millones de personas.

La UE se está preparando para conceder a los ucranianos que huyan de la guerra el derecho a permanecer y trabajar en el bloque de 27 países durante un máximo de tres años

Ciudades fronterizas

Multitudes de personas y coches han empezado a atascar ciudades fronterizas como Medyka, mientras los refugiados esperan a ser recogidos.

El alcalde de Przemysl, Wojciech Bakun, hizo un llamamiento a los voluntarios polacos para que dejaran de aparecer con coches para ofrecer transporte a los grupos recién llegados, diciendo que el tráfico se estaba volviendo inmanejable.

Mientras los funcionarios buscaban la manera de desatascar los cuellos de botella, los ucranianos residentes en la UE esperaban ansiosos en los pasos fronterizos para saludar a sus familiares.

"Estuvimos esperando aquí tres días y ellos estuvieron en la carretera más de cuatro días", dijo Veronika Sahlikova Kufelt, que viajó desde Alemania para reunirse con sus sobrinas y su abuela en el paso fronterizo de Ubla, en Eslovaquia.

Lee también Google, Facebook y Twitter deben combatir las noticias falsas de Ucrania

Foto del lunes de gente huyendo de Ucrania en la localidad húngara de Tiszabecs Feb 28, 2022. REUTERS/Bernadett Szabo
Foto del lunes de gente huyendo de Ucrania en la localidad húngara de Tiszabecs Feb 28, 2022. REUTERS/Bernadett Szabo

En Hungría, en el pueblo de Tiszabecs, enclavado en un recodo del río Tisza, una refugiada ucraniana -Tanya- llegó a las 4 de la mañana con dos niños de uno y ocho años.

Mientras esperaba que una amiga los llevara con su marido en Lublin, en el sureste de Polonia, coches con matrículas de Hungría, Italia y la República Checa iban y venían, transportando refugiados.

Su ciudad de Kalush, en el oeste de Ucrania, había estado relativamente tranquila antes de que ella partiera. "Sólo sonaban las sirenas", dice Tanya.

Polonia, cuya comunidad ucraniana de alrededor de un millón de personas es la mayor de la región, ha acogido a muchas personas que escapan de Ucrania

Las autoridades fronterizas polacas indicaron que casi 327.000 personas han entrado en Polonia desde el 24 de febrero, y unas 73.300 llegaron el lunes.

Cargando más noticias...