Cerrar Publicidad (10s)

Con la construcción de cortafuegos en las comunas de Santa Juana y Hualqui, la Corporación Nacional Forestal (Conaf) finalizó la etapa de construcción y mantención de más de 127 kilómetros de fajas libres de vegetación en la Región del Biobío. Este trabajo de silvicultura preventiva fue posible gracias al programa «Prevención de incendios forestales en zonas de interfaz», financiado por el Gobierno Regional.

Al respecto, el director regional (s) de Conaf, Javier Ramírez, detalló que "en total, se construyeron 120 kilómetros en las provincias de Concepción y Biobío, y en el caso de Arauco realizamos más de 7 kilómetros de cortafuegos manuales, gracias al apoyo de nuestros brigadistas".

En esta última etapa, la labor de la maquinaria se concentró en la población Arauco y el sector de Catirai, en Santa Juana; y sector Los Acacios 1,2 y 3, en la comuna de Hualqui.

Para Claudia Burdiles, vecina del sector Catirai, en Santa Juana, estos trabajos traen tranquilidad.

Paralelamente, en la Provincia de Biobío, con el trabajo realizado en las comunas de Los Ángeles y Mulchén, culminó también el trabajo de construcción y mantención de cortafuegos de esta temporada.

"En lo que corresponde a esta provincia, logramos construir 88 kilómetros en cinco comunas que forman parte del programa preventivo de interfaz: Los Ángeles, Mulchén, Cabrero, Laja y Yumbel", precisó el director regional (s) de Conaf.

Cargando más noticias...