Cerrar Publicidad (10s)

El gobernador Rodrigo Díaz anunció la creación del Fondo de Agua Cuenca del río Biobío para combatir la crisis hídrica que afecta a la zona. Lo anterior se dio en mitad del Parque Laguna Grande de San Pedro de la Paz.

En detalle, esta iniciativa pretende generar mecanismos de gobernanza y financiamiento para solucionar la crisis hídrica. El proyecto es considerado el segundo en el país y el séptimo a nivel Latinoamericano.

Según se informó, pretenden recopilar información científica sobre la situación hídrica con el fin establecer una visión común del tema. La idea es que esta postura sea compartida por los actores vinculados al proceso. De esta manera, tendrán una reunión durante marzo de este año.

La gerente del Fondo de Agua Maipo – Santiago, Claudia Papic, dio a conocer los principales lineamientos de trabajo. Desde su perspectiva, mediante el compromiso de las organizaciones representativas es posible “ponernos de acuerdo sobre los objetivos en los que vamos a trabajar”.

Agregó que “hay intereses súper diversos en una cuenca, muchas veces hasta contrapuestos, pero cuando el objetivo es contar con agua en calidad y cantidad suficiente para todos los usos, se puede trabajar juntos”.

También puedes leer: Ministro Delgado y violencia en Macrozona Sur: "Con terroristas o delincuentes no se negocia"

Sobre el eventual lanzamiento de este nuevo proyecto, declaró que “llega en un muy bien momento, donde ya no podemos seguir desarrollando solamente estudios o planes”. En este sentido, se refirió a la necesidad de contar con “todos los actores, intereses, capacidades y financiamientos para desarrollar acciones urgentes para hacerlas hoy”.

Por su parte, la investigadora del Centro Eula-Chile, Alejandra Stehr, se refirió a los impactos que traería el proyecto a la región. “Vamos a poder trabajar en forma ordenada en este concepto de seguridad hídrica. Es un anhelo que tenemos dentro de la academia respecto a la cuenca”, indicó.

Acto seguido, aseguró que tienen “actividades hidroeléctricas, industriales, agrícolas, forestal, así como plantas de tratamiento, captaciones de agua, por lo que hay muchos usos que entran en conflicto”.

Asimismo, se refirió a un tema que diferencia la situación del Biobío con la de la cuenca de Maipo.  Según informó, hay “presencia de todos nuestros pueblos originarios, en la parte alta de la cuenca, que también tienen que integrarse a este trabajo. Lo que debemos hacer es bajar la conflictividad y lograr que todos trabajemos en conjunto, a pesar de las propias motivaciones y ver cómo aunamos voluntades”.

Claudia Toledo, jefe de la división de Planificación y Desarrollo Regional, destacó el avanace que tiene la región en este tema.

“Nos estamos haciendo cargo del problema, de cómo integramos todos estos intereses y los compatibilizamos en esta mesa, tanto de los ciudadanos, organizaciones medio ambientales, empresas y de las distintas actividades que surgen en el territorio en base a la cuenca Biobío”, expresó.

Cargando más noticias...