Cerrar Publicidad (10s)

Impacto y emoción generó la historia de Matías Muñoz (19), un joven que obtuvo puntaje nacional en la prueba de transición y que, durante su infancia, vivió en un hogar del Sename. Actualmente, se encuentra en una residencia familiar de Hualpén. El joven, sin embargo, no se ha inscrito aún en ninguna casa de estudios. Afirmó que no tiene cómo financiar su estadía en Santiago, para estudiar Medicina en la Universidad de Chile. Explicó que ni siquiera tendría dinero para comprar materiales o herramientas para dicha carrera.

Matías vivió, desde los 12 años, en una residencia del servicio Mejor Niñez (ex Sename). Alcanzó 850 en Matemática, 611 en Lenguaje y 752 en Ciencias.

Si bien, Matías obtendría beca de gratuidad, sostuvo que su actual situación económica le impediría cumplir el sueño de alcanzar la carrera que desea. En conversación con Sabes, señaló que “mi deseo siempre ha sido estudiar medicina. Me fue mejor de lo que esperaba y me dio para la Universidad de Chile. Dentro de las opciones también está la Universidad de Concepción. El inconveniente, para estar ahí, es el tema económico para mis gastos de estadía, salud, transporte, comida y utensilios para poder desenvolverme en la carrera. La falta de recursos me impide estudiar”.

El joven afirmó que “tengo todas las ganas de estudiar de nuevo y demostrar que lo puedo lograr, pese a todo”. Explicó que “necesitaría apoyo mensual hasta que termine la carrera y pueda valerme por mí mismo. Soy mayor de edad y el hogar no tiene los recursos. Somos una asociación privada asociada a Mejor Niñez, pero no recibe ayuda directa de ellos. Si estudio en Santiago, tendría problemas con residencia. Si estudio acá, cuando cumpla 24 años me tendré que ir del hogar, aunque no haya terminado de estudiar”.

Por el momento, Matías no se ha inscrito en ninguna casa de estudios. “Espero que la universidad pueda escuchar mi llamado. Obtuve el puntaje nacional, pero lo que me impide cumplir mi sueño es la falta de recursos. Son muchos gastos para estudiar medicina”, indicó el puntaje nacional.  

Cabe indicar que, a través de redes sociales, el joven ya ha recibido ayuda. Esto último, explicó, “lo está viendo el asistente social que me ayuda, para poder ahorrarlo para todo el periodo que estaré estudiando, por años. Pero también podrían contactarse con la fundación, la Ciudad del Niño Ricardo Espinoza”.

Agregó que “agradezco las felicitaciones que he recibido. Pero no soy la única persona que está enfrentando este obstáculo. Hay otros niños como yo, aún más inteligentes que están en residencias. Los problemas económicos, lamentablemente, son ese obstáculo”.

Cargando más noticias...