Cerrar Publicidad (10s)

Hasta el Gobierno Regional llegó la directiva de la Asociación de Municipalidades de la Región del Biobío (ARMBB). El organismo solicitó formalmente al gobernador Rodrigo Díaz reactivar la Mesa Regional del Agua. A la instancia acudieron una decena de jefes comunales, quienes advirtieron que hay localidades sumamente afectadas por la escasez hídrica.

De acuerdo con las autoridades, la iniciativa debe aunar voluntades de forma multisectorial, para hacer frente a los desafíos de la crisis climática.

El presidente de la Asociación de Municipalidades y alcalde de Concepción, Álvaro Ortiz, expuso que las comunidades y sus representantes quieren ser parte de las soluciones que permitan llevar agua potable a los territorios.

"Queremos ser parte de la solución definitiva para que las personas tengan la posibilidad, y de manera digna, de poder tener todos los días agua potable y no solo 50 litros a la semana enviados en camiones aljibe. El Gobernador ha encontrado de todo sentido, es que todos esos recursos para los camiones aljibe, después vayan poco a poco siendo derivados para proyectos definitivos de agua potable", dijo Ortiz.

Lee también: Mesa del Agua concreta primera reunión para abordar escasez: "El agua en Santa Juana es como el oro"

"Teniendo en consideración que en la Región del Biobío, de las 33 comunas, gran parte son comunas rurales, entonces la situación es más fuerte, más preocupante y de la cual tenemos que preocuparnos. Por lo tanto, nos ponemos a disposición para iniciar prontamente este trabajo. Poder también invitar a otros actores, que tienen que ser del mundo público, del mundo privado y del mundo académico. Acá todos los conocimientos son importantes para enfrentar con decisión y con fuerza esta crisis hídrica; y esta situación de estrés en cuanto al agua potable", completó.

Según cifras entregadas por la ARMBB, entre 2019-2020 en el Biobío había 226 sectores con escasez hídrica. una cifra que aseguraron va en aumento producto del cambio climático.

En tanto, el vicepresidente de la AMRBB y alcalde de Mulchén, Jorge Rivas, sostuvo que la mayoría de las comunas de la Provincia de Biobío experimentan el mismo problema, escasez del vital elemento.

"Aquí hay un gasto que se aproxima a los 9 mil millones de pesos en los últimos años, entre 2020 y 2021. Se gasta mucho en agua. hay proyectos que cuestan 400, 600, hasta mil millones de pesos. Lamentablemente la tramitación de estos proyectos es muy larga. Estamos gastando recursos desde el año 2010, posterior al terremoto llevándole agua a la gente, lo cual no es digno; levarle 50 litros de agua dos veces a la semana por supuesto que no es digno. Sobre todo en una situación con altas temperaturas; con necesidades de las personas; para la agricultura y para sus animales", explicó la máxima autoridad de Mulchén.

Afectación a agricultura

Mientras que el alcalde de Hualqui, Jorge Constanzo, precisó que en su comuna son más de mil 500 familias que requieren el auxilio de camiones aljibe.

"Sin duda es una cantidad insuficiente que sólo se entrega para consumo humano. Qué pasa con sus animales que son también su herramienta de trabajo. Qué pasa con todos nuestros productores agrícolas, apícolas, etcétera. Creo que hoy día no está siendo una solución para miles de personas la entrega de agua a través de camiones aljibe. Yo creo que el llamado que ha hecho la alcaldesa de Santa Juana y que hacemos todas las comunas que estamos viviendo el problema, es que requiere una solución pronta", arguyó Constanzo.

El Alcalde de Hualqui apuntó también a los monocultivos como a uno de los responsables de la escasez hídrica.

"El llamado que hacemos es a que esta Mesa se pueda constituir y realmente ir por las soluciones concretas para todos y todas las miles de personas que están, así como en Hualqui, viviendo el problema del agua, que es real y urgente verlo ahora", cerró.

En esa línea, el gobernador regional Rodrigo Díaz aseguró que durante esta semana constituirán un equipo de trabajo plural entre la ARMBB y el Gobierno Regional. Asimismo, adelantó que confeccionarán una hoja de ruta para hacer frente a la escasez hídrica, la que esperan dar a conocer la próxima semana.

"Esperamos proponer e implementar medidas en el corto y mediano plazo; y otras medidas que son de orden constitucional. Algunas de estas gestiones dependen directamente de nosotros, otras trabajando con sociedad civil, con empresas y el Gobierno de Chile. La realidad es que el agua está escaseando y se requiere, en el caso de la Región del Biobío, una adecuada gestión del agua", agregó.

Rodrigo Díaz adelantó que tendrán el rol de convocar; también de articular con otros actores públicos, privados y sociales; disponer de recursos; y en cuarto lugar incorporar a los instrumentos de planificación del territorio todo aquello que no abordan los planes reguladores comunales.

Cargando más noticias...