Cerrar Publicidad (10s)

Un ex funcionario de la Municipalidad de Maipú presentó una querella contra la ex alcaldesa, Cathy Barriga por delito de lesiones y amenazas en contra suya y trabajadores.

La persona que expuso los hechos fue Guillermo Daguerressar Cruzat. El querellante sostuvo que "a principio se desarrollaba con total normalidad bajo la gestión de la alcaldesa Cathy Barriga. Posteriormente comenzaron a suscitarse diversas irregularidades relacionadas con vulneraciones a los derechos esenciales de los funcionarios".

Bajo ese contexto, indicó que "estas vulneraciones eran desde atentados a la vida privada y honra de las personas llegando al exceso de atentar contra la integridad física y psíquica de funcionarios de confianza".

Daguerressar explicó que "la señora Barriga agredía verbalmente a su asistente de confianza, quien desarrollaba labores en el Departamento de Relaciones Públicas de la Municipalidad, la señorita Andrea Monsalve, tratándola con improperios de alto nivel".

De hecho, dijo que una vez "llegó al exceso de agredirla físicamente, propinándole dos enormes bofetadas en presencia de los demás funcionarios del municipio. A consecuencia, fue trasladada por órdenes de Barriga al departamento de Seguridad Ciudadana".

Lee también: Grupo de personas trató de linchar a acusado de abuso sexual

Luego, explicó que "la funcionaria pasaba llorando en dependencias de Seguridad Ciudadana y su estado emocional era degradante. Mencionaba a sus compañeros el sufrimiento que le causó cuando trabajaba con la exedil".

A raíz de ello, "tuvo que tomar licencia médica por todo el estrés y colapso nervioso sufrido a consecuencia de todos estos atropellos a su integridad. Llegando a ser internada de urgencia en la UCI del hospital de la comuna".

Por otra parte, el ex funcionario dijo que "el municipio se convirtió en una verdadera dictadura y un régimen absolutista, todo dictaminado por la señora Barriga".

Finalmente, se refirió a un hecho del cual habría sido víctima y habría perpetrado el asesor Luis Fernando Japaz. "Por no acatar instrucciones, comenzaron una serie de amenazas contra mi persona por parte del asesor. Sin respeto alguno a mí como ser humano", precisó.

"Vulnerando mis derechos y atentando contra mi integridad psíquica y física. Afectando mi honra. Se traducía en improperios y garabatos, tales como ‘conchetumadre’, ‘hijo de puta’, te voy a echar’, etc", concluyó.

Cargando más noticias...