Cerrar Publicidad (10s)

Un masivo encuentro tuvo Gabriel Boric con la ciudadanía en el corazón de Santiago. El presidente electo de Chile, con un 55.87% de los sufragios según el Servel realizó su primer discurso en Santa Rosa con la Alameda en Santiago. Cerca de 80 mil personas llegaron para oír al representante de Apruebo Dignidad, quien se demoró más de la cuenta para poder entregar sus primeras palabras y debió ser trasladado en andas, en varios metros, por la gente.

"No importa si hoy día votaron por mí o por mi contrincante. Quiero agradecer a las personas que mostraron su compromiso con este país, que es de todas y todos (...) Será un gobierno abierto, de manos abiertas, que estará conversando con su pueblo para conversar en conjunto", expresó.

Respecto a varias temáticas, Boric apuntó a que "queremos que nuestra tierra sea libre de narcotráfico y eso será una prioridad en nuestro Gobierno. Invertiremos en cultura y en una distribución más justa de la policía (..) Tendremos una nueva relación con los pueblos originarios, reconociendo el derecho de los pueblos de mirar el mundo desde otras perspectivas lingüísticas y culturales. El cuidado del medio ambiente será una de nuestras tareas".

Igualmente, Boric también tuvo frases de importancia para la Convención Constitucional, que estaba fuertemente amenazada por la candidatura de José Antonio Kast. "Vamos a defender y cuidar el proceso constituyente. Por primera vez en nuestra historia estamos escribiendo una constitución con participación de nuestros pueblos originarios, cuidemos este proceso para tener una carta magna de encuentro y no de división".

Lee también: Gabriel Boric se transformó en el nuevo presidente de Chile

También, el nuevo presidente de Chile, quien asumirá el reto de conducir al país por los próximos cuatro años apuntó a que "no podemos permitir que los pobres paguen las injusticias de Chile. El trabajo es enorme y tenemos que seguir siendo uno. Los invito a que cuidemos este triunfo. Desde mañana, tenemos mucho para trabajar, para reencontrarnos, sanar heridas y caminar juntos hacia un futuro mejor. Por la esperanza intacta, por los desafíos que tenemos, con la convicción de que en conjunto vamos a hacer de nuestro país más justo".

Otras de las frases rescatables del discurso, que se extendió por 30 minutos, fue "una democracia sin la gente no es democracia (...) No podemos tener un presidente que le declara la guerra a su propio pueblo (...) Hoy día, la esperanza le ganó al miedo (...) Vamos a garantizar los derechos de los trabajados y con nosotros a La Moneda entra la gente.

Para rematar, Boric adicionó que "nuestro Gobierno será con los pies en la calle sino en conjunto con la gente, con este compromiso me despido de ustedes. Con el sentido de responsabilidad y diciéndoles que dejaré lo mejor de mí, para poder estar a la altura de la confianza. No olvidamos, justicia, verdad, respeto, seguimos".

El final del discurso terminó con "Los Salieris de Charly" de León Gieco.

Cargando más noticias...