Cerrar Publicidad (10s)

2021 era un año lleno de incógnitas a nivel económico: tras un 2020 marcado por la crisis generalizada (aunque con excepciones), este año que termina estaba destinado a sentar las bases de la recuperación, tanto a nivel nacional como regional. Por ello, echamos un vistazo a cuatro sectores en los que se aprecia una evidente mejoría, que podría tener su continuación en el futuro.

Juego

Según datos de la Superintendencia de Casinos de Juego (SCJ), los dos casinos autorizados de Biobío (Marina del Sol Talcahuano y Casino Gran Los Ángeles) contribuyeron notablemente al aporte tributario de este tipo de establecimientos, que marcó récord en octubre de 2021. El sector, de hecho, ha superado ya los niveles previos a la pandemia a nivel nacional, lo que supone un indicador más de la recuperación generalizada de la economía. Además, cabe citar el importante crecimiento de los online casinos, con numerosos usuarios en Biobío, aunque esta actividad está descentralizada y este tipo de plataformas virtuales no solo están en esta región sino también en el resto de Chile e incluso en otros países, debido a la cantidad de juegos y variedades con las que puedes disfrutar jugando a la ruleta, blackjack o al póker entre otros. Debido a la creciente innovación en el campo digital de este entretenimiento está en continuo auge y no hay previsiones que pare de crecer.

Energías renovables

Como contábamos en un artículo del año pasado, la región de Biobío se ha erigido en un referente para las inversiones en energías renovables no convencionales (ernc). El número de proyectos en desarrollo o evaluación supera la docena, algunos de ellos de gran importancia por su volumen y alcance: el Parque Solar Don Martín II, el Parque Fotovoltaico Trupán, la Mini Central Hidroeléctrica El Portal, la Mini Central Huequecura y la Línea de Alta Tensión Piedra Amarilla. Parece claro que en los próximos años habrá una apuesta decidida para hacer más sostenible la producción energética, y la región de Biobío está muy bien posicionada en este objetivo.

Turismo

El turismo ha sido, sin duda, uno de los sectores más afectados por la pandemia durante 2020. Y aunque aún no se han alcanzado los niveles de 2019, se puede decir que durante 2021 se ha ido alcanzando una velocidad de crucero que ya nadie quiere abandonar. Según datos del INE, las pernoctaciones están aumentando en porcentajes de tres cifras (141% en octubre, en relación al mismo mes del año pasado), con una tasa de ocupación de habitaciones del 33,1%. Eso hace posible que se esté creando empleo en este sector en la región.

Madera y celulosa

Por último, no se puede olvidar el buque insignia de la economía de la región: la actividad forestal, que da vida a una pujante industria maderera. En 2020 se vivió una caída de las exportaciones, atribuible al impacto de la pandemia a nivel internacional. Pero todos los indicadores hablan de una vuelta a la senda al crecimiento, con aumentos en las exportaciones de celulosa, principalmente. A modo de ejemplo, según datos de CORMA (asociación gremial que reúne a productores de esta y otras regiones), ese aumento fue del 43% en abril y del 13% en julio, gracias en buena medida a la reactivación de la demanda de China.

Cargando más noticias...