Cerrar Publicidad (10s)

A 15 años de presidio condenó el Tribunal Oral en lo Penal de Los Ángeles a un sujeto, de iniciales M.A.H.A., en calidad de autor de dos delitos de violación contra la nieta de su esposa. Producto del abuso, la menor resultó embarazada.

De acuerdo con el fallo los hechos ocurrieron en una fecha no determinada del año 2017 y en febrero de 2018. En ese entonces la víctima tenía entre 11 y 12 años de edad.

"La prueba fue corroborada por el informe pericial de ADN que confirmó la paternidad del acusado respecto de la hija que tuvo la víctima producto de la comisión de este ilícito", señaló la jueza Ingrid Quezada.

Lee también: Biobío registra más de 1800 casos activos de Covid-19

Dentro del listado de penas el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas del sentenciado para determinar su huella genética e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados.

El tribunal además aplicó al sentenciado las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos; y derechos políticos y la de inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena.

Asimismo, deberá cumplir las penas especiales del artículo 372 del Código Penal; es decir, la interdicción del derecho de ejercer la guarda y ser oído como pariente en los casos que la ley designa; la sujeción a la vigilancia de la autoridad durante los 10 años siguientes al cumplimiento de la pena principal, y la inhabilitación absoluta perpetua para cargos, empleos, oficios o profesiones ejercidas en ámbitos educacionales o que involucren una relación directa y habitual con menores de edad.

Además, se le privó de la patria potestad si la tuviere o se le inhabilitó para obtenerla si no la tuviere y, además, de todos los derechos que por el ministerio de la ley se le confirieren respecto de la persona y bienes del ofendido, de sus ascendientes y descendientes.

Cargando más noticias...