Cerrar Publicidad (10s)

La candidata al Senado Karina Oliva, acudió a votar esta jornada en medio del polémico momento que atraviesa luego que Ciper Chile revelara millonarios pagos durante su campaña a Gobernadora Regional.

Fue a la salida del Liceo 1 de Santiago, local donde le tocaba sufragar, que protagonizó un tenso momento. Si bien en primera instancia aseguró que estaba "tranquila y disponible a conversar con todo el mundo", no fue así.

De hecho, tras salir del local de votación, Oliva evitó referirse a la investigación que existe por presunto fraude de subvenciones en la rendición de cuentas de su fallida campaña a gobernadora de la Región Metropolitana.

"Lo importante es que la gente vaya a votar. Para todos ha sido claro el proceso que se ha vivido los últimos días, y como lo hemos dicho, con mucha tranquilidad, estamos disponibles a conversar con todo el mundo", sostuvo, sin ahondar en más detalles.

Sumado a esto, expresó molestia por el asedio de los medios de comunicación, quienes la esperaban a las afueras del Liceo Javiera Carrera para obtener sus declaraciones. "Chiquillos, se están pasando", les recriminó.

Lee también: Karina Oliva dice que renunciará a reembolsos del Servel por segunda vuelta

Cabe recordar que la investigación de Ciper Chile reveló que siete personas del comando de Oliva, recibieron un total de $137 millones, siendo "uno de los equipos de campaña mejor pagados desde que existe el registro del Servel sobre gasto electoral", según el medio.

Cargando más noticias...