Cerrar Publicidad (10s)

Una investigación realizada por Ciper, reveló que la ex candidata a gobernadora regional y actual aspirante al Senado, Karina Oliva (Partido Comunes) contó con el equipo de asesores mejor pagado, quienes presentaron al Servicio Electoral (Servel) boletas por sus labores por un total de $ 137 millones.

El reportaje revisó las rendiciones de los candidatos a la gobernación metropolitana en la elección de mayo pasado. En esta línea, los datos arrojaron que siete de los asesores de Oliva presentaron boletas por la millonaria cifra.

De hecho, según informa Ciper, se trata de uno de los equipos de campaña mejor pagados desde que existe el registro del Servel sobre gasto electoral. Esto porque hubo un miembro de su equipo que cobró alrededor de $8 millones mensuales (considerando cinco meses de campaña legal, incluida la segunda vuelta). Otro cobró $10 millones solo por trabajar en la segunda vuelta (un mes). Le siguen dos colaboradores que cobraron cerca de $5 millones por mes y un asistente al que se pagaron $4,1 millones mensuales.

Dichos montos superan al de los asistentes mejor pagados de anteriores campañas presidenciales. Por ejemplo, la vocera del candidato Sebastián Piñera, Cecilia Pérez, aparece con cuatro boletas por un total de $18 millones ($4,5 millones mensuales); y su administrador electoral, Juan Francisco Galli, recibió $17 millones ($4,25 millones mensuales). El colaborador mejor pagado de esa candidatura fue Jorge Espinoza Navarro, asesor publicitario con boletas por $20 millones ($5 millones mensuales).

Lee también: Presentan ley que consagra como un derecho los cuidados paliativos

En el caso de las campañas históricas de izquierda, solo se puede comparar con la de Beatriz Sánchez en el 2017. En esa oportunidad se pagaron $15 millones a dos colaboradores: el jefe de campaña Sebastán Depolo y el director estratégico, Sebastián Kraljevich.

Cabe señalar que la revelación de esta información trajo consigo varias repercusiones. Una de ellas es la renuncia de Jorge Ramírez a la presidencial del Partido Comunes, perteneciente al Frente Amplio.

Asimismo, el candidato presidencial Gabriel Boric, también emitió declaraciones tras la publicación de Ciper. Allí calificó la denuncia contra la campaña de Oliva como "grave" y dijo que esta "debe ser aclarada en todas las instancias que corresponda".

"Nuestro proyecto de cambios se funda precisamente en no repetir las prácticas que desprestigiaron y vaciaron de sentido la política y jamás en defensas corporativas", escribió en Twitter.

Cabe señalar que la respuesta de Karina Oliva ante estos hechos, es que ese dinero se trata de un crédito que solicitaron al Banco Estado para sostener la campaña y que sería financiado por el reembolso de la misma.

Cargando más noticias...