Cerrar Publicidad (10s)

La Corte de Apelaciones de Concepción acogió este lunes 8 de noviembre el recurso de amparo presentado por la defensa del tío abuelo del pequeño Tomás Bravo. El tribunal de alzada ordenó realizar una audiencia pública y contradictoria -con la presencia de intervinientes- para determinar la realización de exámenes corporales al único imputado en el caso.

En fallo unánime, la Sexta Sala de la corte penquista acogió la acción legal de la Defensoría; tras establecer que dicha petición del Ministerio Público debe resolverse en audiencia y no por despacho.

“Que debe además precisarse, que la antedicha petición del Ministerio Público fue resuelta por el Juzgado de Garantía ya indicado, por despacho, esto  es, sin fijar audiencia en que las partes pudieran debatir sobre la necesariedad, relevancia de la medida intrusiva, y/o si ella, pudiese menoscabar la salud o la dignidad del imputado”, sostiene el fallo.

Lee también: “El daño no se repara con dinero”: Madre de Tomás Bravo tras multa a Mega por cobertura sensacionalista

La resolución agrega: “Que, de lo que se viene indicando hasta ahora resulta acertado, además sostener, que la decisión de resolver la petición de medida intrusiva solicitada por el Ministerio Público sólo por despacho; además desoye lo previsto en el artículo 8, inciso segundo del Código Procesal Penal, toda vez que resolver sin audiencia de intervinientes, priva al imputado, y a su defensa de 'intervenir en todas las actuaciones judiciales, y de procedimiento', tal como lo expresa la referida norma”.

Así las cosas, el tribunal de alzada acogió el recurso de amparo. Decidió además fijar una audiencia para discutir la petición del Ministerio Público sobre exámenes corporales en el imputado, consistente en toma de muestras de pelo.

Cargando más noticias...