Cerrar Publicidad (10s)

Una pareja, conformada por Jordan Piper y Lindsay Marie Piper, envenenaron a su hijo de 11 años, identificado como Roman Anthony López, en California, Estados Unidos, y lo dejaron morir de hambre. A raíz de ello, se presentaron cargos de asesinato en su contra.

Según datan los antecedentes que recogió People en Español, las autoridades de Placerville fueron alertados de que Roman estaba desaparecido el 11 de enero del 2020. Sin embargo, días más tarde, los detectives dieron cuenta sobre el hallazgo del cuerpo del niño al interior de un contenedor que estaba en el sótano de la casa donde vivía con sus padres.

"Aunque la autopsia no reveló ningún trauma obvio, se descubrió que Roman estaba gravemente desnutrido y deshidratado en el momento de su muerte", fue lo que detalló la policía en un comunicado difundido en Facebook.

Bajo ese contexto, se agregó que "Lindsay Piper mezcló deliberada e ilegalmente un veneno y una sustancia nociva con alimentos, bebidas, medicamentos y productos farmacéuticos".

A raíz de ello, ambos padres fueron arrestados por múltiples delitos. Entre ellos se incluye envenenamiento, abuso infantil y tortura. No obstante, la asistente del fiscal de distrito del condado de El Dorado, Joe Alexander, soslayó que se presentó un cargo de asesinato.

Te puede interesar: Reino Unido es el primer país que autoriza pastilla contra el Covid-19

Según los datos que proporcionó la policía, Roman vivía con su padre, su madrastra y otros 7 hijos, de entre 1 y 17 años. Fueron estos últimos los que entregaron la información que llevó a que las autoridades elevaran dichos cargos a asesinato.

Una vecina de Placerville, llamada Julie Clark, aseguró que "no entiendo por qué demoraron tanto tiempo. Era bastante obvio, lo encontraron allí mismo".

Por su parte, un familiar del menor, indicó que "nunca entenderé esto. Roman era un espíritu tan gentil y mucha gente lo amaba".

De momento, se conoce que ambos están en la cárcel y serán procesados el próximo viernes 19 de noviembre. Según se dató, Jordan está detenido con una fianza de 1.05 millones de dólares y Lindsay con una de 1.3 millones.

Cargando más noticias...