Cerrar Publicidad (10s)

Detectives de la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales (Brisex) de Chillán, desarrollan las diligencias investigativas relativas a dos denuncias (distintas) por delitos de abuso sexual, del cual fueron dos víctimas dos niñas, de 12 y 9 años.

El jefe (s) de la Brisex Chillán, subprefecto Iván Velásquez, señaló que se trata de dos causas en que recibieron instrucciones de parte del Ministerio Público para realizar pesquisas propias de la brigada especializada.

“El primer caso ocurrió en Quillón. En aquel caso, se denunció que el auxiliar de aseo de un establecimiento educacional habría realizado actos de connotación sexual a una escolar”, dijo el oficial y agregó que, por instrucción del Ministerio Público, el imputado pasó a control de detención y se amplió el plazo de esta para que se realizara una entrevista investigativa videograbada.

Lee también:

Con todos los antecedentes recopilados, el fiscal Rolando Canahuate formalizó al imputado por el abuso sexual contra la niña y solicitó su prisión preventiva, la que acogió el tribunal, fijándose además un plazo de investigación de 90 días.

El segundo hecho comenzó a indagarse la madrugada del sábado, cuando los detectives se trasladaron hasta la comuna de Yungay, donde una niña de 9 años reveló a una paradocente que había sido víctima de un ataque sexual.

“Los detectives realizaron diversas diligencias investigativas coordinadas con la Fiscalía para determinar la dinámica de los hechos”, señaló el subprefecto Velásquez, quien indicó que al imputado por este hecho se le detuvo y se le puso a disposición del juzgado de Garantía de Yungay, que amplió su plazo detención hasta el 26 de octubre, a fin de que se realice una entrevista investigativa.

Finalmente, el subprefecto Velásquez manifestó que el imputado “es una persona de nacionalidad extranjera, y en nuestros registros de control migratorio figura con una situación irregular en el país, por lo que se denunció ante la autoridad administrativa”. 

Cargando más noticias...