Cerrar Publicidad (10s)

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Los Ángeles condenó al sargento primero de Carabineros, Jorge Luis Mora Gutiérrez, a dos penas de 600 días de presidio, como autor de los delitos consumados de apremios ilegítimos y lesiones graves; y más 541 días de presidio como autor del delito consumado de falsificación de instrumento público, con el beneficio de la libertad vigilada intensiva por tiempo de las condenas.

De acuerdo con la causa, los ilícitos se cometieron en marzo de 2018, en un domicilio particular de la comuna de Santa Bárbara, en la Provincia de Biobío.

En fallo unánime, el tribunal aplicó además a Mora Gutiérrez la accesoria legal de suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de las respectivas condenas.

Lee también: Camioneros mantienen cortes en la Ruta 160 por tercer día consecutivo

En tanto, el cabo primero Omer Aaronn Otman Badilla Hermosilla y el carabinero Christopher David Inoque Angulo fueron condenados a dos penas de 541 días de presidio, con el beneficio de la remisión condicional; y la accesoria de suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de las condenas, en calidad de autores de los delitos consumados de apremios ilegítimos y lesiones graves.

El tribunal dio por acreditado que en horas de la madrugada del 1 de marzo de 2018, la patrulla de Carabineros integrada por los acusados -además del carabinero Mauricio Hernández Hernández, quien resultó absuelto- concurrió hasta el domicilio de la víctima, en respuesta a una denuncia formulada por su pareja.

Golpes, fractura y parte falso

Al llegar a la vivienda, Mora, Badilla e Inoque, tras golpear reiteradamente la puerta del inmueble e iluminar el interior con linternas, lograron despertar a Catalán Soto, quien les abrió. Los policías ingresaron sin contar con autorización judicial o instrucción fiscal, procediendo de inmediato el imputado Mora Gutiérrez a propinarle a la víctima golpes en el rostro y esposarlo con las manos en la espalda. Reducida, la víctima recibió agresiones por los tres carabineros hasta hacerlo caer al suelo, situación que aprovechó Mora Gutiérrez para propinarle un puntapié en el abdomen que le fracturó las costillas. En la golpiza participaron también los otros condenados con golpes de pies, puños y elementos contundentes.

Luego, el detenido fue arrastrado por Mora Gutiérrez y subido al vehículo policial, semidesnudo y descalzo, trasladándolo al hospital de la comuna para constatar lesiones. En el recinto, el ex uniformado informó al personal sanitario que las heridas en la cara y cuerpo de la víctima eran producto de la caída de un portón metálico, previa a la detención, lo que Mora Gutiérrez dejó como constancia en el libro de novedades. Lo anterior, llevó al funcionario de guardia a confeccionar un parte policial con dichos hechos falsos.

A consecuencia de la golpiza, Catalán Soto resultó con múltiples lesiones, consistentes en fractura costal; lesión contusa periocular izquierda; lesión por grataje (raspones) en zona torácica anterior y posterior; eritema en zona torácica; lesión por grataje con solución de continuidad en piel; lesiones abrasivas en ambas rodillas; contusión periocular derecha y excoriaciones en ambos codos, lesiones de carácter grave.

Cargando más noticias...