Cerrar Publicidad (10s)

La Policía de Investigaciones (PDI) en conjunto con Ministerio Público e Interpol, lograron desbaratar a una banda dedicada al tráfico de niños migrantes.

En el marco de una investigación que comenzó en enero del 2020, detuvieron a nueve personas que sacaban del país a menores de edad con destino a México o Estados Unidos. De hecho, se sospecha que la red traficó al menos a 1.000 migrantes haitianos desde Chile.

Se tiene conocimiento de al menos 267 niños chilenos entre cero y seis años de edad. Todos hijos de ciudadanos haitianos, que fueron sacados del país, muchos de ellos sin sus padres.

Los sujetos "promocionaban" sus servicios a través de WhatsApp y eran los encargados de transportar a los menores a la frontera de Chile-Perú. Esto con la intención de iniciar una larga travesía hasta EE.UU.

Según la investigación, en algunos casos, se confirmó que los niños no viajaban con sus verdaderos padres. Y en otros casos, terminaron abandonados o sus padres murieron en el camino.

Por su parte, el secretario general de Interpol, Jürgen Stock, dijo que "es espantoso pensar en lo que han sufrido estos niños vulnerables, algunos de ellos de pocos años. La diligencia de la PDI en la investigación y el desmantelamiento de esta red, con el apoyo de otros países involucrados a través de Interpol, muestra lo que la cooperación policial puede lograr cuando se comparte información".

Lee también: Destituyen a director (s) del Hospital Gustavo Fricke tras protagonizar fatal atropello en estado de ebriedad

Cabe señalar que de los nueve detenidos hay cuatro chilenos, dos venezolanos, un ciudadanos haitiano, uno peruano y otro paraguayo. Quienes serán formalizados por asociación ilícita y tráfico de inmigrantes.

Cargando más noticias...