Cerrar Publicidad (10s)

El Programa de Embajadores Turísticos USS realizó un seminario en el que participaron la encargada nacional de Sernatur en Turismo Accesible, una gestora social y cultural para personas con discapacidad visual y el primer expedicionario no vidente en atravesar la Cordillera de los Andes por el Paso Libertadores.

Golpeado, encerrado, capeando el temporal. Así vivió el turismo durante más de un año y medio de pandemia, y ahora los emprendedores del sector se preparan para recuperar el tiempo perdido, con una oferta que TODOS puedan disfrutar por igual.

Es por eso que este año la celebración del Día Internacional del Turismo, el 27 de septiembre, se centró en la inclusión: cómo avanzar en una oferta en la que nadie se quede atrás. Ese fue el principal objetivo del seminario organizado por el programa Embajadores Turísticos de la Universidad San Sebastián, iniciativa financiada por el Fondo de Innovación de la Competitividad del Gobierno Regional del Biobío, que reunió a encargada nacional de Sernatur en materia de inclusión y a dos pioneros en materia de turismo inclusivo, ambos con discapacidad visual.

Conzuelo Contreras, encargada de Turismo Accesible y Equidad de Género de Sernatur, aprovechó la instancia para entregar detalles del trabajo que se realiza desde el Servicio Nacional de Turismo en materias de inclusión y accesibilidad.

“Tenemos la misión de liderar y fortalecer el turismo inclusivo en el país, promoviendo cambios hacia la cultura. Hay que ponerse en el lugar del otro, las personas en situación de discapacidad hoy no pueden disfrutar de todos los destinos y nosotros estamos para generar esos cambios”, señaló Contreras.

La encargada de turismo accesible de Sernatur además instó, a los prestadores de servicios turísticos de alojamiento registrados, a participar de los tres cursos digitales y gratuitos de capacitación sobre accesibilidad.

Lee también: Sernatur Biobío llama a personas ligadas al turismo a retomar puestos de trabajo sin temor a perder bonos

Silvia Vargas, gestora social, deportiva de talleres inclusivos en San Pedro de la Paz, también estuvo presente en el seminario “Turismo para un Crecimiento Inclusivo”, donde expuso su experiencia capacitando a personas en situación de discapacidad visual y con movilidad reducida en áreas como el deporte, la gastronomía y las artes.

“Buscamos que la inclusión sea aplicada en todas las áreas, no solamente en la accesibilidad física, sino que también en lo digital. También en el trato, somos sujetos de derecho y no hay que tenerle miedo a la palabra discapacidad, la discapacidad tiene apellido, puede ser visual, motriz o cognitiva. No queremos que se olviden que la inclusión parte desde la discapacidad y que tenemos mucho que ofrecer”, expresó Silvia Vargas.

Para finalizar la jornada, Ignacio Aldana, la primera persona no vidente en cruzar la cordillera de Los Andes y llegar a los 3.853 metros de altura, compartió su trabajo promoviendo trekking y expediciones de montaña inclusivos para personas con discapacidad visual y motriz.

“Para poder realizar la expedición tuve que prepararme dos años junto a un instructor, suboficial del Ejercito, sin su ayuda no lo hubiera logrado, por eso es importante tener en cuenta a las personas en situación de discapacidad, preguntarnos qué necesitamos y ser amables. El resto de la vida podemos realizarla sin problemas, pero necesitamos información para poder disfrutar de los destinos turísticos, en braile o en audio, porque el ocio es vital para nosotros, para relacionarnos y sentirnos parte de la sociedad”, indicó.

Actualmente Ignacio se encuentra preparando otro ascenso a la montaña junto a 10 personas en situación de discapacidad para fines de este año, consiguiendo los implementos necesarios para poder incluir a quienes cuentan con movilidad reducida.

Te puede interesar: Bienvenida primavera, hola alergia y disfonía

Se trató de una oportunidad para compartir experiencias y motivar , pero también para reflexionar respecto a cuanto queda por avanza en materia de un turismo que responda a las necesidades de personas con alguna discapacidad. En ese sentido, Luis Angulo Mura, encargado del programa Embajadores Turísticos y académico de área de Innovación y Tecnología de la Facultad de Ingeniería y Tecnología de la Universidad San Sebastián, destacó la oportunidad que se presenta para avanzar en este nicho, que aún tiene muchas deudas pendientes.

“La pandemia nos ha llevado a que el turismo y el turista cambien, por lo tanto, la adaptación es una de las cualidades que hemos preparado dentro de nuestro programa de Embajadores Turísticos. Por eso esperamos que en un par de años más nos encontremos con una región del Biobío que sea un polo de desarrollo turístico inclusivo, donde nuestros embajadores tengan un rol significativo en estos avances. Existen desafíos importantes en cuanto a innovación tecnológica; se trata para hacer del turismo en el Biobío un turismo más inclusivo, ahí dejamos la invitación lanzada en lo que podamos colaborar”, concluyó el académico.

Cargando más noticias...