Cerrar Publicidad (10s)

Un nuevo hecho polémico enfrenta Tonka Tomicic, luego de que María Cecilia Rodríguez Pérez, viuda de Antonio Tomicic, padre de Tonka, se querelló por estafa en contra de la animadora de Canal 13.

Esta compleja situación se dio en medio de trámites de posesión efectiva y de la participación y liquidación de bienes del fallecido empresario.

También te puede interesar: Se complica: Revelan que amigo de esposo de Tonka Tomicic podría estar involucrado en caso de joyas

Esta investigación judicial fue revelada por La Tercera, donde se señala que Rodríguez aseguró ser víctima de una supuesta trama realizada por Tonka Tomicic y su hermana Mirela.

La situación se remontaría al año 2017, cuando Tomicic y Rodríguez realizaron un acuerdo de unión civil donde "pactaron régimen de comunidad de bienes".

De acuerdo al citado medio, la masa total de bienes de la herencia asciende a más de 690 millones de pesos, los cuales el fallecido empresario no dejó en testamento, quedando así Rodríguez y las hermanas de Tomicic Petric como herederas.

La millonaria herencia

Tiempo más tarde, en junio del 2020, la viuda y las hijas de Tomicic suscribieron una promesa de partición de bienes y liquidación de comunidad hereditaria ante notario.

"De común acuerdo reajustamos los valores de las sumas de dineros a la fecha de su suscripción, de manera tal que la masa hereditaria a repartir quedó establecida en la suma de $663.943.656", se expresó en la querella.

La querella de María Cecilia Rodríguez

Así, de acuerdo a la viuda de Tomicic, las hermanas cedieron a una empresa de servicios electrónicos industriales el derecho real de herencia de una serie de propiedades.

"Fui engañada por Mirela y Tonka Tomicic Petric las que dolosamente me ocultaron el otorgamiento de la escritura de cesión de derechos del día 31 de marzo de 2020, fingieron tener la calidad de herederas (en una comunidad) que no tenían al momento de otorgarse la escritura de promesa el 21 de junio de 2020 y la posterior escritura de partición de bienes el 22 de octubre de 2020, aprovechándose de mi buena fe", señaló Rodríguez.

Luego sumó: "Se aprovecharon de mi buena fe, porque jamás tuve ni pude tener conocimiento alguno de que Mirela y Tonka Tomicic Petric, habían cedido sus derechos, y que por consiguiente ya no eran parte de la sucesión".

"Los hechos relatados configuran claramente una mise en scene, (doctrina francesa), una maquinación fraudulenta realizada por parte de las querelladas Tomicic Petric, que no dudaron en engañarme atribuyéndose derechos que no tenían, con la sola finalidad de apropiarse de dineros que eran parte de mi patrimonio", cerró.

Cargando más noticias...