Cerrar Publicidad (10s)

La Agrupación We Rayin fue en rescate de los ñimin (dibujos de tierra), adjudicándose recursos del Fondo de Fortalecimiento de Organizaciones de Interés Público (FFOIP), para plasmar en la pintura la cultura ancestral pehuenche de Alto Biobío. 

Se trata de 15 mujeres indígenas, quienes desde el 2017 se dedican a rescatar la práctica del ñimin pehuenche en sus tejidos y textiles. Hoy, han decidido expandir sus creaciones del palillo al pincel. 

La iniciativa se postuló al FFOIP del Ministerio Secretaría General de Gobierno 2021, adjudicándose 1 millón 800 mil pesos. Monto que será destinado para financiar los insumos para desarrollar su arte. 

Claudia Manquel, es la actual presidenta y principal impulsora de la agrupación We Rayin. Trabaja en conjunto con Beatriz Aránguiz, coordinadora del proyecto “Ñimin Pewenche del palillo al pincel” para seguir visibilizando la cultura pehuenche.

“La iniciativa nació precisamente por una necesidad. Habían madres, señoras que no tenían recursos, por lo tanto, nos agrupamos para buscar medios y traer sustento para la casa. En un comienzo no fue de mucha ayuda, pero con los años ha sido de mucho provecho”, relató.   

Leer también: Lanzan agenda de actividades para impulsar la industria cultural en el Biobío

El vocero de Gobierno en el Biobío, Daniel Gárces, visitó la organización y conoció una parte del proceso de reetnificación que las coordinadoras del proyecto están poniendo en práctica a través de talleres de pintura de cuadros, como nuevo medio de expresión que permita visualizar a la comunidad otras maneras de uso del ñimin. 

“Además de rescatar el valor cultural ancestral también permite generar una fuente de ingreso para estas mujeres. Y es por eso que invitamos a otras agrupaciones a que postulen al Fondo de Fortalecimiento de Organizaciones de Interés Público y realmente puedan ser un beneficio para su comunidad”, destacó.

Cargando más noticias...