Cerrar Publicidad (10s)

El cambio de hora, sin duda, ha afectado el sueño para muchos.

Alguno de los efectos negativos son fatiga, problemas de concentración, irritabilidad, riesgo de obesidad, disminución inmune.

Por eso, la doctora María José Elso, neuróloga a cargo del Laboratorio del Sueño de Clínica Andes en Concepción, entregó una serie de recomendaciones para adaptarse al nuevo horario.

La especialista indicó que “el horario que más nos favorece es el de invierno y que las personas demoran alrededor de tres a cinco días en adaptarse”.

Apuntó que, en el caso de adultos mayores o niños, pueden verse más afectados que el resto de la población.

La recomendación es que, las personas logren dormir en el caso de niños y adolescentes entre 10 a 12 horas, mientras que adultos y adultos mayores, entre 8 a 9 horas diarias”, acotó la neuróloga.

Además, contar con menos luz durante las mañanas, es mucho más difícil obtener un buen rendimiento, tanto en estudios como en el mundo laboral.

La especialista en sueño recomienda algunas medidas sencillas, para enfrentar de mejor forma este cambio horario:

  • Acostarse un poco más temprano, intentando mantener los horarios actuales.
  • Evitar dormir siesta, sobre todo los primeros cinco días.
  • No consumir estimulantes como té, café, yerba mate o bebidas colas, hasta seis horas antes de acostarse.
  • Evitar el uso de pantallas.


Cabe recordar que el horario de verano, se extiende desde el primer sábado de septiembre, hasta el primer sábado de abril.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...