Cerrar Publicidad (10s)

Este domingo se conmemoró el Día de la Condolencia y el Adiós, fecha que invita a recordar y despedir a quienes perdieron la vida en nuestro país a causa del Covid-19. A esta iniciativa, apoyada por la Archi, se unieron la Clínica Biobío y Clínica Sanatorio Alemán. Ambos recintos iluminaron sus fachadas, a las 21.00 horas, para brindar un sentido homenaje a los pacientes fallecidos de la Región y del país y también como una forma de agradecer todo el trabajo realizado por los equipos de salud de Chile, quienes viven día a día la recuperación de algunos y la partida de otros.

“Nos enfrentamos a una pandemia sin precedentes en el último tiempo, que cobró la vida de miles de personas en Chile, provocando un profundo dolor en sus familias, amigos y cercanos, que no pudieron despedirlos de la forma en que acostumbramos. Un dolor del que todos quienes trabajamos en la salud no somos ajenos. Por eso, este es un rito necesario, en el que nos sumamos para recordar a los que partieron y también a sus familias”, comentó el Doctor Jaime Pinto, director médico de Clínica Biobío.

Lee también:

En Concepción, la Clínica Sanatorio Alemán no dudó en adherirse a esta conmemoración, pues la pandemia ha dejado casi 40.000 fallecidos, todas personas con familias que, sin duda, han sufrido su pérdida y que además han debido lidiar con el hecho de no poder despedirse como hubiesen querido.

El Doctor Ricardo Fuentealba, médico jefe de la Unidad de Paciente Crítico Adulto de la Clínica Sanatorio Alemán precisó “que llevamos un año y medio de pandemia, periodo de intenso trabajo, de esfuerzo continuo y dedicado en el que hemos tenido días de satisfacción por aquellos que se salvaron, pero de gran tristeza por aquellas personas que partieron sin poder despedirse de sus familias. Este virus, nuevo e implacable, ha dejado miles de familias destruidas por el dolor. Por eso, como país, hoy debemos detenernos un momento y despedir a los pacientes fallecidos y acompañar a sus seres queridos. Como Unidad de Paciente Crítico y como Clínica queremos sumarnos a esta reflexión colectiva recalcando que el dolor no nos puede ser indiferente”.

Ambas Clínicas iluminaron sus fachadas de color verde como una señal de esperanza y confianza en que la pandemia vaya bajando sus niveles de contagio y como una señal de esperanza para los equipos de salud.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...