Cerrar Publicidad (10s)

La Cámara de Diputados aprobó y despachó la iniciativa que tiene como fin garantizar que las instituciones promuevan diversas acciones para apoyar a los padres que hayan sufrido una muerte gestacional o perinatal.

Este proyecto tuvo un respaldo unánime en el Congreso, concretamente en la Cámara Baja y surgió del caso de Aracelly Brito, quien a las 36 semanas de embarazo sufrió la pérdida de su hija Dominga, denunciando un trato deshumanizado por parte de la clínica que la atendió.

En específico, lo que hace esta normativa es modificar la Ley 20.584, que regula los derechos y deberes que tienen las personas en relación con acciones vinculadas a su atención en salud.

Conforme lo explicita el texto que aprobó la Cámara Baja, la Ley Dominga “consagra el deber de realizar acciones concretas de contención, empatía y respeto por el duelo de cada madre u otra persona gestante que hayan sufrido la muerte gestacional o perinatal. Lo mismo aplicará para el padre o aquella persona significativa que la acompañe”.

Asimismo, el Ministerio de Salud deberá establecer la norma técnica que corresponda. Esta fijará los mecanismos y acciones concretas que tendrán que efectuar los establecimientos de salud para resguardar el derecho al acompañamiento.

Es más, la cartera tendrá un plazo de seis meses -desde la publicación de la ley- para dicho efecto.

Lee también:

Adicionalmente, esta normativa modificará el Código del Trabajo. En este se especificará que, en caso de muerte de un hijo, todo trabajador tendrá derecho a diez días corridos de permiso pagado. 

Si se trata de la muerte del cónyuge o conviviente civil, tendrá derecho a un permiso similar, pero por siete días corridos.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...