Cerrar Publicidad (10s)
Verano de fuego

Verano de fuego

14/08/2021 11:24
3M, 20S

¿Recuerda los incendios de 2017?

Fueron los peores siniestros de las últimas décadas y que producto del alto calor y viento, y la baja humedad, arrasaron con más de medio millón de hectáreas entre las regiones de Atacama y de Magallanes, y dejaron un saldo de 14 compatriotas fallecidos.

El Gran Concepción quedó aislado, no había ninguna ruta estratégica que pudiera utilizarse por la acotada distancia entre los predios forestales y las carreteras. Fue entonces que conocimos el supertanker, la solidaridad internacional y de nuestra comunidad.

Hoy estamos a solo unos meses del verano de 2022, el que será uno de los más secos y calurosos del que se tenga registro, gravedad que se acrecienta debido a la Mega Sequía que vive nuestro país desde hace una década y que podría terminar el 2021 con un año híper seco tal como en 1968, una de las peores temporadas de las que se tienen registro, lo que eleva el peligro de incendios forestales tal como está ocurriendo actualmente en el oeste de Estados Unidos y Canadá, cuyas dantescas imágenes de siniestros son una advertencia para nosotros.

Lee también: ¡Vivan los unicornios!

Además, solo hace unos días el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU, publicó su informe sobre cómo el calentamiento global cambiará nuestro planeta en las próximas décadas, el cual analizó más de 14.000 artículos científicos, el más completo hasta la fecha, y cuyas conclusiones señalan que las emisiones continuas de gases de efecto invernadero podrían quebrar un límite clave de la temperatura global en poco más de una década.

Si esto fuera poco, expertos nacionales han señalado que el Gobierno de Chile debe decretar Emergencia Climática por falta de agua, abastecimiento por medio de camiones aljibes, intensas olas de calor durante el año y embalses que no están en su plena capacidad como el de la Laguna Laja (déficit de 75%) todo lo cual vivimos en nuestra región del Biobío y que en las comunas rurales, se hace más latente.

Los incendios del 2017 tuvieron su origen en actividades humanas, negligencia de empresas eléctricas, monocultivos forestales, ausencia de cortafuegos en sectores urbanos e intencionalidad, entre otros factores. Pero su gran alcance y expansión se debió al denominado factor 30-30-30, con temperaturas superiores a los 30 grados, baja humedad del aire (alrededor de un 30%) y vientos de 30 kilómetros por hora. Condiciones “normales” en los veranos en el Biobío, y que en el 2022, conllevan aun más grave peligro para todos y todas.

Te interesa: Retos para el retorno a clases presenciales

En este marco de cambio y emergencia climáticos, nuestra región es una Zona de Alto Riesgo. Los efectos parecen ser irreversibles, pero podemos tomar medidas que puedan mitigar esta amenaza latente. Debemos actuar a tiempo, y reunir a toda la sociedad civil, empresarios, agricultores, juntas de vecinos y el sector público, a fin de ponernos de acuerdo en como enfrentaremos la amenaza de los incendios del verano 2022, reduciendo riesgos a fin salvar vidas y bienes materiales de los chilenos y chilenas, antes que sea demasiado tarde.

La actual temporada de incendios forestales en la Región del Biobío, presenta un 1025% de incremento en número de incendios durante el quinquenio, mientras la superficie afectada ha aumentado en un 1161%, uno de los peores ocurrido en el sector La Generala de Santa Juana recién hace unos días, y que movilizó a bomberos de cuatro comunas para lograr acabar con esta alerta roja.

Es una advertencia, debemos actuar ya.

Las opiniones vertidas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de www.sabes.cl El Diario Digital del Gran Concepción.

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...