Cerrar Publicidad (10s)

Una niña de once años, oriunda de Monte Águila, comuna de Cabrero, en la Región del Biobío, resultó con graves quemaduras tras realizar un cuestionable desafío de Tik Tok. La menor lleva nueve días al interior del Hospital Regional de Concepción con el 16% de su cuerpo quemado.

De acuerdo con los antecedentes, la menor se encontraba en un domicilio de familiares en la comuna de Bulnes en la Región de Ñuble. El reto consistía en utilizar alcohol y fuego. La menor realizó el arriesgado desafío en el baño de la vivienda junto a su hermana gemela, teniendo que ser auxiliada por sus padres, quienes la llevaron hasta el hospital local. Producto de la gravedad de las heridas la derivaron hasta el hospital penquista.

"El mensaje como familia es que de repente los niños se creen más adultos y no ven los peligros que hay en redes sociales; y cosas que a lo mejor para ellos es un juego, puede terminar en una tragedia. Más que nada eso para que otros papás no tengan que pasar por lo que nosotros estamos pasando", señaló entre lágrimas Bárbara Oñate, madre de la niña.

Lee también:

"Nosotros por fortuna pudimos reaccionar, y reaccionar a tiempo, porque en otras circunstancias no hubiésemos podido encontrar a nuestra hija y haberla traído al hospital. Hubiese podido terminar en una tragedia mayor y hubiesen salido nuestras dos hijas afectadas. Más que nada eso para que no les pase a otros papás", contó la acongojada mujer.

"Ningún padre merece sufrir esto"

En tanto, Emilio Valdebenito, padre de la menor, entregó dramáticos detalles de la angustiante situación que protagonizó su pequeña.

"Ella tenía su pelo en llamas, su rostro, junto con el polerón que ella usaba, todo prendido. Yo intenté apagarla con agua, fue lo primero que se me ocurrió y lastimosamente en vez de apagarla se prendió más aún. Entonces lo único que yo recurrí a hacer fue retirarle toda su ropa de la cintura hacia arriba, la tomo, la tiro y le saco la ropa; en ese momento se apagó el fuego. Mi esposa le apagó el pelito, le tiró harina cruda", relató el progenitor.

"La llevamos a Bulnes, ella llegó caminando y consciente; cuando llego a urgencias ahí me di cuenta de lo que ocurría, porque vi la cara de los enfermeros, incluso algunos salían (...) Estuve como media hora con ella ahí, retirándole piel muerta y reventándole ampollas, cuando llegó un doctor y dijo que había que intubarla de inmediato", agregó.

Emilio reflexionó que el punto de prensa convocado es un llamado de advertencia a los padres, para que supervisen el acceso de los niños a las aplicaciones.

"Los niños son muy curiosos, mis hijas son muy curiosas, siempre quieren experimentar, quieren ver lo que ocurre. Imagínese, después de cuidarle durante once años, de la noche a la mañana se le ocurre hacer este juego supuestamente, y en la condición que hoy tengo a mi hija yo no se la doy a nadie. Ningún padre merece sufrir esto. Lo que nosotros hemos sufrido como familia no se lo merece nadie. El shock de ver a tu hija, ese día domingo cuando yo vi a mi hija, prácticamente dudas que era una persona, porque era irreconocible", sostuvo este padre con voz evidentemente quebrada.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...