Cerrar Publicidad (10s)

La pandemia golpeó duro al gremio gastronómico. Los avances en el plan Paso a Paso y las altas cifras en la vacunación llenan de esperanza al rubro, entre ellos, a la particular Cafetería 440, ubicada en calle Cochrane 440 de Concepción, que es atendida por jóvenes con síndrome de Down.

Por razones estrictamente sanitarias, el local estuvo cerrado y esta semana reabrió para atender al público, con un grupo reducido de trabajadores. Esta obra nació bajo el alero de la Vicaría de Pastoral Social del Arzobispado de Concepción.

El Arzobispo de Concepción, Fernando Chomalí, celebró la reapertura de la cafetería.

Lee también:

"La Cafetería 440 es una obra del arzobispado de Concepción que da trabajo a personas con Síndrome de Down. La situación económica fruto de la pandemia es crítica y queremos rescatarla, porque si no le damos trabajo nosotros, difícilmente lo van a encontrar. Estamos invitando a todas las personas de buena voluntad que vayan a conocer esta obra y vean la calidad de los productos, de eso se trata", dijo la autoridad eclesiástica.

En tanto, Marcela Fuentealba, presidenta de la Fundación Social Laudato si, expuso que esperan permanecer funcionado en el tiempo, para darles la oportunidad laboral a los jóvenes con síndrome de Down. Explicó que el vínculo laboral con ellos se mantiene, sin embargo, producto del contexto sanitario actual no pueden concurrir a realizar sus labores.

"Queremos que en el tiempo este proyecto inclusivo pueda seguir funcionando. Por eso, en este minuto se ha hecho toda una campaña publicitaria para poder levantar la cafetería, seguir avanzando, mejorar nuestro servicio. Aparte de ser una cafetería es un proyecto social", explicó Marcela Fuentealba.

"Ellos -los jóvenes con síndrome Down- esperan volver cuando se acabe la pandemia (...) Lo principal aquí, más que los fines de lucro, es que se pueda autofinanciar y poder mantenerse en el tiempo, principalmente para poder dar trabajo a los jóvenes", agregó la presidenta de la Fundación Social Laudato si.

Desde Cafetería 440 aclararon que durante el cierre producto de la pandemia los contratos con los jóvenes no se suspendieron y que continúan pagando a sus trabajadores. Por lo mismo, realizan un encarecido llamado a la ciudadanía penquista a concurrir al local y de ese modo hacerse parte de esta obra.

{"key":"al3"}

{"key":"al3"}

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...