Cerrar Publicidad (10s)

La Corte Suprema acogió un recurso de protección presentado por la Vega Monumental en contra de Luis Lozano, dirigente de un grupo de locatarios. La acción legal se presentó producto de la toma del inmueble que lideró el recurrido "y haber ejecutado una serie de actos violentos, entre otros el usurpar el control de los accesos, sustituyendo la cobranza de peajes de entrada, impidiéndole fiscalizar los aforos y las medidas sanitarias impuestas por la autoridad".

De acuerdo con los argumentos esgrimidos en el libelo, durante la usurpación se agredió a guardias, a fiscalizadores de salud y también a arrendatarios disidentes a la gestión de Lozano. Incluso hubo amenazas de muerte a funcionarios de la administración y sus familias.

Por medio de una declaración, la Vega Monumental detalló que durante el periodo de toma dirigido por el cuestionado dirigente, algunos "ejercieron la violencia y la amenaza para efectuar cobros ilegales, instalando el miedo y ocultando información relevante a sus representados, todo lo cual hoy está siendo investigado por la Justicia".

Lee también:

"La usurpación que llevaron a cabo, en especial en el acceso de camiones del Mercado Mayorista, que incluyó el cobro de un peaje ilegal por cuatro meses, no solo implicó que recaudaran una millonaria suma cuyo destino se desconoce, sino que también impidió la realización de obras relevantes para la operación de la Vega", agregó el centro comercial.

Además, desde la Vega Monumental señalaron que como una forma de justificar frente a las autoridades su actuar delictual, Lozano y sus adeptos intentaron instalar como "hechos" información manifiestamente falsa, "como un supuesto cobro usurero en el valor de los arriendos de los locales de venta. Al respecto, es importante precisar a toda la comunidad que el valor promedio actual del arriendo de un local de 40 metros cuadrados, es de $250.000 mensuales, valor muy inferior al del mercado. Tanto es así, que varios miembros del gremio, subarriendan su local por montos muy superiores, llegando a cobrar hasta tres veces este valor".

En tanto, en el libelo se precisa que la usurpación impidió que los guardias de la Vega realizaran mediciones de temperatura y exigir permisos en el contexto de la pandemia, poniendo en riesgo la bioseguridad del lugar.

Actualmente, la situación de la Vega Monumental está normalizada; mientras que la Administración se encuentra trabajando en proyectos de desarrollo que buscan transformarla en una vega modelo.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...