Cerrar Publicidad (10s)

Un constante problema en la cárcel de Chillán ha sido el ingreso de drogas desde el exterior, a través de la técnica de pelotazos aéreos.

Según consigna Cooperativa, se trata de un tema alertado por gendarmería, ya que el problema persiste a pesar de la instalación de una malla perimetral. Estructura que se realizó hace más de un año y que se supone reduciría a cero esta práctica.

Bajo este contexto, es que se reunió una mesa de trabajo para analizar nuevas estrategias en torno a esta problemática.

La malla perimetral está hecha de acero galvanizado y cuenta con 2.800 metros cuadrados. Esta estructura está puesta sobre los patios de condenados e imputados, y costó 300 millones de pesos que financió el Gobierno Regional de Ñuble.

"La malla permitió disminuir en un 100% la cantidad de lanzamientos de drogas donde fue instalada, pero los delincuentes buscaron otros lugares para seguir ingresándolas. Es por eso que estamos elaborando nuevas estrategias preventivas. El proyecto fue un éxito, pero ahora desde otros puntos se realizan cerca de 20 ingresos de drogas diariamente", señaló Alan Ibáñez, coordinador de Seguridad Pública de Ñuble.

Lee también: Carabineros reveló principal causa del accidente de Carlos Chandía

Sin embargo, desde la Asociación de Funcionarios Penitenciarios de Ñuble (Anfup), indicaron que este problema "ha proliferado, ya que los delincuentes encontraron puntos vulnerables y ellos tienen la disponibilidad durante el día y la noche para poder venir a lanzar estos objetos".

Cabe señalar que se trata de una problemática que los mantiene alerta, ya que explican que con el consumo de droga, los internos "se ponen más agresivos y eso pone en riesgo a la población y también a los funcionarios".

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...