Cerrar Publicidad (10s)

Por homicidio fue formalizado en el Juzgado de Garantía de Talcahuano el infante de marina que atropelló y dio muerte a Manuel Rebolledo Navarrete, en octubre de 2019 frente a la población Libertad de la comuna puerto. La Fiscalía argumentó que se trató de una conducta dolosa.

Los hechos se dieron en el contexto de disturbios registrados tras el estallido social. El imputado, Leonardo Medina Caamaño, conducía un camión de la armada que abandonó la calzada para dirigirse a un sitio, al que había huido un grupo de personas y donde se encontraba Manuel Rebolledo, quien atropellado por el vehículo.

En esta causa, el imputado estaba formalizado por cuasidelito de homicidio, pero la investigación desarrollada durante este tiempo permitió al Ministerio Público establecer una conducta dolosa en el actuar del uniformado, lo que derivó en que la Fiscalía solicitara una audiencia para una nueva formalización de cargos.

Lee también:

La muerte del joven de 23 años ocurrió cuando éste arrancaba en las inmediaciones de la empresa Frigorífico Pacífico, hasta donde un grupo de personas había ingresado a saquear sus dependencias.

El fiscal jefe de Talcahuano, Julián Muñoz Riveros, señaló que tras realizar diferentes diligencias se determinó un actuar doloso por parte del infante de marina y por lo mismo fue formalizado por el homicidio del joven.

"En síntesis, que el 21 de octubre de 2019, Leonardo Medina Caamaño atropelló y dio muerte con el camión de la Armada que conducía a Manuel Rebolledo Navarrete. En una conducta que a juicio del ente persecutor es constitutiva de un delito de homicidio doloso", dijo Muñoz.
 
Durante la investigación la Fiscalía encomendó múltiples diligencias, entre otras pericias a la SIAT de Carabineros y a la Brigada de Homicidios de la PDI; como también realizó una reconstitución de escena que duró más de 10 horas y la realización de un informe en derecho. Lo anterior, permitió reunir evidencia para la formalización por homicidio.

Tribunal rechazó la prisión preventiva

Al resolver, la magistrada Silva Gaete, sostuvo que en este caso "se trata de una persona que tiene irreprochable conducta anterior, no hay reiteración de delitos, más allá de la pena que se pueda aplicar por el ilícito formalizado en esta audiencia; y el último elemento que le podría permitir al tribunal acceder a la petición del Ministerio Público y los querellantes, sería el peligro de fuga. Tampoco es un antecedente que el tribunal pueda considerar en este minuto, toda vez que el imputado se ha presentado a las actuaciones judiciales, está presente en esta audiencia, por lo tanto eso unido a su irreprochable conducta anterior no le permiten al tribunal estimar que hay un peligro de fuga”.

“Teniendo en consideración, entonces, que no se dan los requisitos del artículo 140 del Código Procesal Penal, a juicio de esta juez, en relación a la letra c), no se da lugar a la petición del Ministerio Público en orden a decretar la prisión preventiva del imputado”, agregó.

Así las cosas, el Juzgado de Garantía de Talcahuano mantuvo sujeto a las medidas cautelares de firma mensual y arraigo nacional al infante de marina.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...