Cerrar Publicidad (10s)

Senda Biobío entregó los resultados de la encuesta que busca medir los efectos del Covid-19 en el consumo de alcohol y otras drogas. Entre las cifras alarmantes está el aumento del consumo de medicamentos sin receta médica.

Los datos relevantes que arrojó el sondeo es que un 36,8% indicó que ha consumido menos alcohol desde el inicio del Covid-19; un 20,6% señaló que ha tomado más y un 34,3% dijo haber consumido la misma cantidad.

Por otra parte, de los que han consumido menos, el 43,6% señaló como principal razón que hay menos oportunidades para consumir. De los que consumen más alcohol, el 58,5% dijo que lo hizo por el estrés, ansiedad y depresión que genera.

Respecto al consumo de drogas, un 25,8% declaró haber consumido menos marihuana desde el inicio de la pandemia; el 37,8% dijo haber consumido más y un 33,8% indicó haber usado la misma cantidad.

Entre los que consumen menos, el 27,5% dijo es porque hay menos oportunidades para consumir drogas, mientras de los que consumen más, el 71,9% dijo que se debe a las patologías antes mencionadas.

Lee también: UdeC y Salud firman acuerdo para el desarrollo de un nuevo recinto hospitalario

Aumento en consumo de medicamentos

Sin embargo, una de las cifras alarmantes se relaciona al consumo de medicamentos sin receta en tiempos de pandemia.

El sondeo arrojó que el 57,9% aumentó su consumo de medicamentos sin receta desde el inicio de la pandemia; el 12,8% señaló que ha consumido menos y el 21,5% indicó haber usado la misma cantidad.

De los que consumen menos, el 21,1% dijo que es por estar preocupados de los efectos en la salud, mientras que de los que consumen más, el 81,4% señaló que se debe a la ansiedad, estrés y depresión.

El director regional de SENDA Biobío, Jorge Bastías, señaló que "el dato más importante y preocupante de la encuesta es que en el 2021 tenemos un 57,9% que aumentaron su consumo de medicamentos sin receta".

En esa línea, indicó que en el 2020 tenían "un 48%, que ya era preocupante". Asimismo, dijo que "el gran patrón de consumo que tenemos en el aumento es la ansiedad, el estrés y la depresión".

"Tenemos un problema psicosocial y de salud mental de las personas. Desde ahí debemos enfocar nuestras futuras políticas públicas y trabajo, para mejorar la calidad de vida en materia de salud mental de las personas en nuestro país", cerró.

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...