Cerrar Publicidad (10s)

La familia materna del pequeño Tomás Bravo llegó hasta la Plaza de la Independencia de Concepción para marchar por el centro de la ciudad pidiendo justicia y celeridad en los procesos investigativos. Estefanía Gutiérrez, acompañada por su madre Elisa Martínez y los padres de la pequeña Tamara Moya, niña que murió en una encerrona en Santiago, avanzaron por las calles penquistas con el fin de llegar hasta la Fiscalía Regional del Biobío.

A tres meses del hallazgo de Tomasito, la familia se siente abandonada por las instituciones. "Estoy pidiendo justicia, esperando la justicia de mi hijo y luego de esto queremos hablar con todas las mamitas que han pasado por esto y papás también; y ahí hacer una ley, pero no sabemos todavía si va a ser la ley Tomás u otro nombre", dijo Estefanía Gutiérrez.

La madre del pequeño Tomás agregó que la marcha es para que las instituciones "sepan que nadie se ha olvidado del caso de mi hijo. Estamos presionando, simplemente eso. La gente está ahí alerta con todo lo que está pasando, que no hayan más errores con el caso de mi hijo, que se sepa la verdad. Aquí las leyes para los delincuentes les dan muchas prioridades", concluyó.

Lee también

En tanto, la abuela materna del niño, Elisa Martínez, expuso que "para nosotros como familia es horrendo todo lo que ha pasado y más aún sin tener justicia, sin tener respuesta. Estamos decepcionados de la Justicia, decepcionados de este gobierno que no se ha pronunciado. No hemos tenido apoyo y eso ha sido muy decepcionante para nosotros como familia".

En esa línea, Elisa expuso que el motivo de la marcha es para acelerar los procesos judiciales en busca de respuestas, "no solamente por Tomasito, esto es por todos los niños que día a día se suman más casos horrendos".

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...