Cerrar Publicidad (10s)

Las autoridades argentinas investigan un cruento hecho ocurrido en la provincia de Tucumán.

En una casa ubicada en la localidad de Banda del Río Salí, apareció muerta con un disparo en la cabeza. Se trataba de Gabriela Juárez, de 23 años, madre de dos niños menores, quien, por cierto, estaba embarazada.

Lee también: Asesino de niña de 2 años fue violado en grupo por 50 reos y ahora ruega no regresar a la misma cárcel

Como parte de la indagatoria correspondiente, se tiene como principal sospechoso a la pareja de la víctima. Interpelado por la autoridad, el hombre negó su culpabilidad de una manera, cuando menos, sorprendente.

“Yo no fui. A la criatura se le escapó el disparo”, dijo Braian Joel Ignacio, según consigna Minuto Uno, indicando como autor del hecho a su hijo de tan solo tres años.

De momento, según informó Canal 10 de Tucumán, Ignacio se encuentra en prisión preventiva. Se le imputa el delito de homicidio agravado por el vínculo.

Si bien la Unidad Fiscal de Homicidios II buscará restos de pólvora en las manos de los pequeños, la evidencia apunta a un femicidio. Porque, recientemente, varios amigos y familiares acusaron que Ignacio ejercía violencia de género constantemente en contra de su pareja.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...