Cerrar Publicidad (10s)

Rachelle Mikhnevich, una mujer de 37 años, protagonizó un violento altercado con el personal de salud del hospital Clock View de Liverpool en Reino Unido.

La mujer estaba hospitalizada por un trastorno de personalidad y debía ser dada de alta el pasado 12 de febrero. Sin embargo, esa misma jornada protagonizó un incidente.

Según informó Metro, Mikhnevich se quejó al recibir una taza de té “demasiado fría”. Una fuente cercana al caso indicó que después de recibir la infusión, la mujer “amenazó con arrojar agua caliente con azúcar sobre uno de los miembros del personal”.

Además, la mujer se comenzó a quejar y le arrojó la bebida caliente a una trabajadora, mientras le gritaba. Tras esto, otra funcionaria activó el protocolo de emergencia, pero Mikhnevich le agarró el brazo y se lo torció.

Lee también: Hombre de 85 falleció de Covid-19 tras ceder su cama a un paciente más joven

Producto de este altercado, llegaron más funcionarios y Mikhnevich se acercó a una funcionaria y le dijo “te voy a romper la cara” al mismo tiempo que le lanzaba puñetazos.

La funcionaria Louise McDonald fue víctima de dos golpes y quedó con “dificultad respiratoria” luego de recibir daños en las costillas. Mientras que Abdulmalik Abadullah-Atta, recibió insultos racistas y mordidas profundas cuando intentaba contener a la mujer.

Después de unos minutos, la policía llegó al lugar para arrestar a la mujer. Al revisar su expediente, se confirmó que la mujer posee ocho condenas previas por 24 delitos, entre las cuales hay amenazas de muerte y posesión de una espada.

Mikhnevich reconoció haber agredido a ocho funcionarios de salud, por lo que se le dictó la medida de cárcel efectiva por 11 meses.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...