Cerrar Publicidad (10s)

Pablo Lillo fue el primer paciente grave con coronavirus de Concepción dado de alta. Tras un año, aún posee secuelas de su paso por la UCI y detalla cómo ha sido su recuperación, destacando la importancia de mantener el autocuidado.

Lillo comenzó a presentar síntomas como fiebre, dolores musculares y posteriormente, dificultad para respirar. El 24 de marzo del 2020, llegó a la Urgencia de Clínica Biobío, donde fue diagnosticado con Covid-19 y pasó directamente a la UCI.

Estuvo conectado a un ventilador mecánico durante 16 días. “Cuando desperté, mis manos temblaban producto de los medicamentos que me daban para poder mantenerme en coma”, detalla.

Lee también: Seremi de Salud dijo que el Gran Concepción no salió de cuarentena por los riesgos de la fase 2

La cantidad de días que permaneció conectado, sumado a la infección viral, le provocó una afección conocida como debilidad de paciente crítico. “Por ello, una vez extubado, tuvo que a aprender a caminar y comer nuevamente. Estuvo sometido a rehabilitación, siendo acompañado en todo momento por nuestro equipo”, recuerda la Dra. Leonila Ferreira, jefa de la Unidad de Paciente Crítico (UPC) de Clínica Biobío.

Sin embargo, a poco más de un año de su paso por la clínica, las secuelas aún perduran. “La lista de cosas que han sido muy difíciles es larga: aprender a hacer mis necesidades tras estar conectado a una sonda e, incluso, hay tareas hoy en día que son de la vida cotidiana y que se han convertido en una misión imposible. Lo más difícil ha sido asumir que la vida ya no es igual que antes. Algo tan sencillo como hacer mi cama me puede dejar agotado” afirma.

Su capacidad pulmonar todavía no se recupera al 100% y debe realizar ejercicios de técnica vocal y respiración, junto con terapia kinesiológica.

Pablo pide no subestimar el autocuidado con el coronavirus. “La fiesta puede esperar, yo me cuidé y aún así acabé contagiado. Todos tenemos que seguir cuidándonos, respetando los toques de queda, aislándonos dentro de nuestro núcleo familiar o nuestro núcleo laboral. No nos va a sacar de la pandemia el pensar en uno mismo. Lo que nos va a salvar es la consciencia del nosotros, de que estamos todos en esto. No estamos a salvo, hasta que todos estemos a salvo”, reflexiona.

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...