Cerrar Publicidad (10s)
¿Las mujeres valoramos menos nuestro trabajo remunerado que nuestros pares masculinos?

Según el reciente estudio realizado por trabajando.com las mujeres que optan a cargos gerenciales piden un 44% menos que los hombres en cargos de similar responsabilidad y jerarquía; ¡44% menos! Esto significa que cuando una mujer postula a un cargo gerencial,  su pretensión de renta es casi la mitad que la de su par hombre.

¿Qué es lo que nos lleva a valorar menos el trabajo remunerado que hacemos?

Desde que somos pequeñas nos han enseñado que el lugar esperado y aceptado de una mujer es en el ámbito doméstico, “lo privado”; y si bien en los últimos 20 años ha habido un avance de inserción de las mujeres en el mundo del trabajo remunerado, el rol que socialmente se espera que ejerzamos en la casa sigue siendo más valorado que aquel que ejercemos en lo público. Así, la encuesta CEP de 2016 nos mostraba que un 61% de las personas consideraba que la vida familiar se resiente cuando la mujer trabaja a tiempo completo, y si bien esta percepción social ha disminuido, el mensaje que nos mandan no ha variado: el lugar principal de la mujer debe ser el hogar.

Lee también: ¿Entendieron el mensaje? | Sabes

De esta forma, ese 44% nos muestra cuánto pesan los estereotipos y roles de género, pues si socialmente nos enseñan desde pequeñas que el lugar donde seremos más valoradas es en el hogar, claramente cuando tomamos la decisión de participar en lo público lo hacemos con dicha carga sobre nuestros hombros, sintiendo muchas veces (la famosa) culpa y cuestionamiento, pues sabemos que la sociedad espera que nos comportemos de manera distinta. Y esa expectativa, afecta directamente en cómo nosotras valoramos también nuestro trabajo fuera del hogar.

¿Cuántas mujeres cuando les preguntan pretensión de sueldo, responden con un “prefiero que me digan cuánto están dispuestos a pagar” y se quedan con la cifra propuesta? ¿Cuantas creen o han creído que un determinado cargo es una oportunidad que no pueden desaprovechar e incluso deben estar agradecidas de la “oportunidad”?

Te interesará: Mujeres Carabineras y su aporte a la sociedad | Sabes

Este 44% nos muestra la importancia de no criar con ni seguir promoviendo estereotipos ni roles de género, pues estos no sólo moldean aquello que esperamos, valoramos y aceptamos si eres hombre o mujer, sino que también impactan directamente en cómo autopercibimos el trabajo que realizamos.

Así, el llamado es a no sólo como sociedad erradicar los roles y estereotipos de género, sino que las empresas, en un rol social activo, a avanzar en procesos más transparentes y justos, valorando el trabajo que cada persona realiza sin distinción de género; pues la responsabilidad de acortar la brecha de las expectativas, recae en todos los actores del mercado laboral.

Las opiniones vertidas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de www.sabes.cl El Diario Digital del Gran Concepción.

Para esta y más informaciones síguenos en nuestras redes sociales. En Twitter estamos como @sabescl

Cargando más noticias...