Cerrar Publicidad (10s)

La viveza del ser humano es un hecho sorprendente y así quedó evidenciado con un trabajador bancario de Taiwán que quiso exprimir al máximo los permisos laborales que otorga la ley en caso de matrimonio.

Según las normas de trabajo de ese país, cada empleado que se casa tiene derecho a ocho días de permiso remunerado. Este hombre sacó sus cuentas y recurrió a una insólita práctica.

Si sumaba cuatro matrimonios seguidos, podría obtener 32 días libres y con el salario intacto. Lo que hizo el trabajador fue casarse con su novia la primera vez y solicitó el beneficio, según consignó el diario El Tiempo

Impresionante récord de matrimonios y divorcios entre una misma pareja

En abril de 2020 fue cuando comenzó la travesía de este trabajador que duró 37 días, según indicó Noticias Caracol.

Una vez que se terminaron sus ocho días de licencia, firmaron los papeles de divorcio. Sin embargo, de inmediato planearon la segunda boda y con ello, vino el segundo permiso.

El hombre posterior a ello hizo lo mismo dos veces más para seguir las vacaciones con la esperanza de que llegarían todos esos días remunerados.

Sin embargo, el trabajador no pensó en que el banco iba a enterarse de su insólito plan y negarle el pago por las otras tres bodas. Esto hizo que la noticia se hiciera viral en los medios. Y de hecho, el diario local Newtalk dio cuenta del impresionante récord de matrimonios y divorcios entre una misma pareja con el fin de disfrutar los beneficios de la ley.

Lee también: Mujer resultó herida luego que una tortuga impactara el parabrisas de su vehículo

El trabajador ganó una demanda contra el banco

Lo que no esperó el sujeto fue que el banco le negara los pagos al comprobar las claras intenciones que tenía de gozar de una larga licencia por matrimonio. Sin embargo, el hombre sabía que estaba en su derecho de hacerlo y demandó a la firma ante el gobierno alegando que no existe nada que le impidiera casarse varias veces.

Como resultado y a pesar de las sospechosas intenciones que tenía este hombre, le dieron la razón: “La Oficina del Trabajo de Beishi pensó que el banco violó la Ley del Trabajo y lo multó con 20.000 yuanes”.

Sin embargo, la actuación de este trabajador bancario, que estuvo bien planificada, puso en evidencia los distintos vacíos legales que existen en la legislación laboral de Taiwán.

Para esta  y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...