Cerrar Publicidad (10s)

El cuerpo decapitado de Thammakorn Wangpreecha, monje budista de 68 años, fue hallado el pasado 15 de abril en un templo de la provincia de Nong Bua Lamphu, Tailandia.

De acuerdo con medios locales, el monje cortó su propia cabeza mediante una guillotina y con motivos aparentemente religiosos.

Fue el propio sobrino de Wangpreecha, Booncherd Boonrod, quien encontró sus restos. Al respecto, el hombre aseguró que los planes de su tío quedaron inscritos en una placa de mármol.

"En la carta decía que cortarse la cabeza era su forma de alabar a Buda y que había estado planeándolo durante cinco años", explicó Boonrod, según consigna RT. 

Del mismo modo, el sobrino del monje dio luces sobre el fin último al que aspiraba Wangpreecha con su suicidio. “Su deseo era ofrecer su cabeza y su alma para que el Señor pudiera ayudarlo a reencarnarse en un ser espiritual superior en la próxima vida", relató.

Te puede interesera: Rescatan a tres menores sometidos como ofrenda en un ritual religioso

Conocida la noticia, más de 300 devotos participaron del rito funerario. En el curso de este, se depositó el cuerpo del monje en un ataúd; y su cabeza, en un frasco. Luego, se trasladaron los restos a un bosque, donde, finalmente, se incineraron.

Pese a que algunos aplauden la decisión de Wangpreecha, la Oficina Nacional de Budismo del país asiático pidió ayuda al gobierno local. Todo esto con el fin de hacer saber a los residentes del área que su religión no incentiva este tipo de prácticas. 

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...