Cerrar Publicidad (10s)

Dos pistas de falsa alarma que se entregaron en medio de la búsqueda del pequeño Tomás Bravo en febrero pasado en Caripilún, Arauco, habrían obstruido la investigación en torno al caso.

El hecho tuvo lugar cuando una persona comunicó vía radial que al niño se le encontró con vida, lo que llevó a suspender la búsqueda en un horario clave para dar con el paradero de Tomás.

El abogado de la madre de Tomás, Pedro Díaz, confirmó que el sujeto en cuestión le informó que "un grupo de 10 a 15 personas" le habían dicho del hallazgo. Y por eso llamó al puesto de mando.

No obstante, hubo otro episodio de falsa alarma, donde el mismo personaje llamó a las 8:55 horas del 18 de febrero para indicar que por un conflicto familiar, el niño estaba con la abuela paterna, Elisea Salazar.

En las diligencias efectuadas por la SIP de Carabineros de Arauco, la persona señaló que "por indagatorias con familiares del menor desaparecido, a este lo encontró la abuela paterna" y aludió a un problema entre los padres del menor.

Lee también: Familia de Tomás Bravo se alista para el multitudinario funeral del pequeño

Abogado del padre no descarta iniciar acciones legales

En relación a estos hechos, Cristian Echayz, señaló que "nos parece de máxima gravedad" y "condenamos enérgicamente este tipo de acciones".

"No existe ninguna justificación para entregar información falsa dentro de una investigación judicial y menos en el proceso de búsqueda de un niño", agregó.

"Vamos a iniciar las acciones que corresponden porque nos parece del todo lamentable que hayan personas que jueguen con el dolor de una familia y hagan este tipo de cosas que no contribuyen en nada", sentenció el abogado.

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...