Cerrar Publicidad (10s)

La modelo estadounidense Chantel Giacalone quedó cuadripléjica luego de que se comiera un pretzel de mantequilla de maní, mientras trabajaba en Las Vegas, Estados Unidos.

Chantel estaba haciéndose un nombre en el mundo de la actuación cuando sucedió su trágico accidente, esto según detalló People en Español.

En el 2013 la mujer tenía 27 años cuando trabajaba como modelo en una conferencia anual de moda llamada MAGIC, que se llevó a cabo el mismo año en el Mandalay Bay South Convention Center.

Cerca de las tres de la tarde, una amiga de la modelo llamada Tara Retes le dio un yogurt helado, el que venía acompañado con un pequeño pretzel.

Giacalone ingirió lo que le ofrecieron sin darse cuenta que el pretzel contenía mantequilla de maní, alimento al que le tiene alergía.

Chantel se percató cuando comenzó a sentirse mal, por lo que decidió llamar a su padre, quien le instruyó a través del teléfono que consiguiera epinefrina y auxilio médico.

"No me dejes morir, no me quiero morir", rogó la modelo

De acuerdo a los reportes del caso, los paramédicos atendieron a Chantel Giacalone a las 3:06 de la tarde. La modelo también le pidió a su amiga que le consiguiera el medicamento Benadryl.

Tara Retes contó que cuando consiguió la medicina, ya era demasiado tarde.

Al llegar, la modelo ya no podía tomar la pastilla anti alérgica, ya que su garganta se había cerrado, sus ojos estaban morados y estaba tan hinchada que sus dedos parecían que estuvieran a punto de estallar por la presión de sus anillos.

“No me dejes morir. No me quiero morir”, le rogó Chantel a su amiga.

Si bien sobrevivió, la violenta reacción alérgica le causó daños graves a Chantel: quedó cuadripléjica, solo puede comer a través de un tubo y la única comunicación que hace es con el movimiento de sus ojos.

Lee también: Naya Fácil fue comparada con Kali Uchis y la cantante colombiana respondió

Chantel recibió una millonaria indemnización

La familia de Giacalone recibió más de 29 millones de dólares luego de que un tribunal hallara culpable por negligencia al servicio médico que se encargó de atender a la joven, MedicWest Ambulance.

Según Christian Morris, el abogado de la familia, Chantel perdió oxígeno en el cerebro, lo que ocasionó un daño severo. Esto ocurriurante el tiempo que estuvo con los paramédicos, quienes en vez de administrarle el medicamento correcto para su alergia severa, terminaron por tratarla con epinefrina intramuscular.

Los abogados argumentaron que Chantel debió recibir una dosis intravenosa de efedrina, que se aplica en casos de alergias muy severas como la de ella y los paramédicos no lo utilizaron, a pesar de que lo tenían al alcance.

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...