Cerrar Publicidad (10s)

Carabineros detuvo a 13 personas que en pleno toque de queda estaban al interior de un local de apuestas en Curicó, entre quienes estaba una mujer que llevó a su hijo de 11 años.

Según la información policial, los asistentes llegaron a una zona con máquinas tragamonedas ubicada en calle Manuel Rodríguez, donde gracias a la denuncia de testigos se permitió dar con el hecho.

Roberto González, gobernador provincial de Curicó, indicó que el inmueble estaba en funcionamiento pese a la cuarentena total que rige a la comuna, vulnerando los protocolos sanitarios.

Lee también

Asimismo, el coronel de Carabineros, Óscar Muñoz, dijo que los asistentes "estaban escondidos debajo de colchones y frazadas para eludir la responsabilidad de la justicia".

Respecto a la presencia del menor de edad, Muñoz aseveró  que se dio cuenta a la justicia por la vulnerabilidad de sus derechos.

Cabe señalar que entre los aprehendidos había ocho hombre y cinco mujeres.

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...