Cerrar Publicidad (10s)

El jueves 1 de abril, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, acusó a Moscú por estar reclutando tropas rusas en la frontera de su país, especialmente en la región de Crimea. La presencia militar ha aumentado la tensión en la zona y potencias como Estados Unidos y la Unión Europea advirtieron a Rusia que no debe "intimidar" a Ucrania.

Mientras que ninguna de las partes reconoce la anexión rusa de la Península de Crimea, la solución al conflicto iniciado en 2014 parece estar lejos. Esta semana se hizo latente la tensión entre estos dos países. Zelenski acusó a Moscú de estar aumentando su presencia militar en la frontera y de crear una “atmosfera de amenaza” en el este del país, en especial en la disputada región.

Lee también: Reino Unido: 7 personas han muerto de coágulos sanguíneos tras recibir vacuna AstraZeneca

La escalada de tensión en la zona preocupa a las potencias occidentales y a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). En especial, a Estados Unidos, aliado de Gobierno ucraniano. Desde el otro lado del océano, Washington advirtió a Moscú que no debían intervenir en la “soberanía” del país ni debían intimidarlo. Seguimos apoyando la integración euroatlántica de Ucrania frente a la agresión en curso de Rusia en Donbass y Crimea”. Señaló el secretario de Estado, Antony Blinken, a través de redes sociales.

La Unión Europea también se mostró alarmada ante la situación. y aseguró que la presencia de las Fuerzas Armadas rusas es "una violación de la ley internacional humanitaria" y exigió que abandonen la zona.

"Hoy, Rusia ha lanzado una nueva campaña de reclutamiento en la República Autónoma de Crimea ilegalmente anexionada para seleccionar residentes de la península para las Fuerzas Armadas Rusas. Esto es otra violación de la ley humanitaria internacional". Señaló en un comunicado un portavoz del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE). Ni Estados Unidos ni la Unión Europea reconocen la anexión “ilegal” que llevó a cabo Rusia en Crimea.

Un conflicto que no acaba

El último incidente grave en la zona del conflicto se produjo el pasado 26 de marzo, cuando cuatro militares ucranianos murieron durante una misión de desminado cerca de la localidad de Shumy, en la región de Donetsk. A pesar de la tregua pactada en 2020, desde enero del presente ya son 19 los soldados ucranianos que han muerto en la frontera.

Los dos países se culpan entre ellos. Rusia señala a Ucrania por lanzar una guerra contra la población que habla en ruso, mayoritaria en la zona conocida como Donbass. Mientras que Kiev sostiene que Moscú ocupa militarmente ese territorio, en el que se han autoproclamado dos "repúblicas populares". La de Donetsk y la de Lugansk, que piden la independencia y son supuestamente respaldadas por el Kremlin.

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, reconoció el reciente aumento de la violencia y dijo que Rusia “esperaba sinceramente” que no se incremente. Ya que los combates podrían “eliminar los modestos logros alcanzados”. Desde el Kremlin justifican el despliegue de tropas como una estrategia para garantizar la seguridad en la frontera.

Lee también: Claudio Narea envió ácido mensaje a Presidente Piñera y su gestión: «Tendrá que pagarlo muy caro…»

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...