Cerrar Publicidad (10s)

Durante la noche del 25 de marzo, los habitantes de Seattle, en Estados Unidos fueron testigos de un cielo nocturno que se iluminaba con luces ardientes, Lo que ocasionó gran temor en la población espectadora, pues aseguraban que se trataba de meteoritos o incluso un avión desplomado.

Otras personas, describieron que era un fenómeno producido por los satélites de la creciente constelación de Starlink. Y al parecer no estaba tan equivocados.

Lee también: Médicos venezolanos se arrodillan para pedir sanar pacientes Covid-19

Fue el astrónomo de de la Universidad de Harvard Jonathan McDowell quien, a través de su Twitter explicó que el espectáculo de luces se trató de los restos de la segunda etapa del cohete Falcon 9 que SpaceX que se utilizó para lanzar un satélite el 4 de marzo pasado.

Agregó que se trata la ocurrencia número 14 de basura espacial que pesa más de una tonelada regresando a la Tierra. Y estimó que los restos del Falcon 9 cayeron cerca a la frontera con Canadá. Además, el Servicio Meteorológico Nacional de EE.UU. confirmó lo antes mencionado por McDowell, y que no hubo impacto en suelo.

Las imágenes registradas de estas luces ardientes fue captada por muchos habitantes de la zona. Y comenzaron a recorrer el mundo en cuestión de minutos. Incluso en la isla de Vancouver, el Departamento de Bomberos de Saanich reportó que recibió informes de “llamas en el cielo” y se atrevieron a bromear sobre el tema: “Somos mucho mejores investigando los incendios en el suelo. La causa de este incendio en el cielo aún se está investigando”. Afirmaron.

Lee también: Jean Philippe-Cretton desmintió rumores de quiebre con Pamela Díaz: «Mi negra hermosa…»

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...