Cerrar Publicidad (10s)

Según un estudio realizado por investigadores noruegos, la vacuna AstraZeneca generaría coágulos de sangre en el organismo tras su inyección. En contraste, investigadores de Inglaterra y países bajos niegan dicha posibilidad.

Desde Noruega informaron que AstraZeneca produjo coágulos de sangre en personas vacunadas, situación que explica la suspensión de su uso en algunos países. No obstante, en Europa consideran que no hay antecedente que pruebe esta declaración.

Pal Andre Holme, jefe de investigadores en el Hospital Universitario de Oslo, aseguró a VG que "se ha encontrado la causa de la condición de nuestros pacientes". Esto debido a presencia de tres trabajadores de la salud menores de 50 años que padecieron coagulación sanguínea tras recibir la dosis de AstraZeneca.

En este sentido, aseguraron que esta situación se produjo por una "fuerte respuesta inmune" causada presumiblemente por el fármaco. Trabajando junto al Hospital Universitario del Norte de Noruega, los investigadores encontraron anticuerpos que provocaron la emisión de plaquetas, lo cual puede derivar en coágulos de sangre.

También puedes leer: Test de retina con cámara de alta resolución permitiría detectar trastornos del espectro autista

Consultado por la razón tras esta reacción en los pacientes, Holme afirmó que "no hay otra cosa" en el historial médico que lo explique.

"No tenemos otros antecedentes en estos pacientes que puedan dar una respuesta inmune tan fuerte. Estoy bastante seguro de que estos anticuerpos son la causa, y no veo otra razón más que es la vacuna la que los desencadena", explicó.

De igual manera, el estudio contempló que este efecto secundario es inusual, puesto que "estamos hablando de anticuerpos muy específicos".

Cabe destaca que Noruega ya suspendió el uso de AstraZeneca en su campaña de vacunación, así como muchos otros países. En dicha nación se reportan muy pocos casos con esta reacción.

En tanto, la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios de Inglaterra indicó que no existe prueba que relacione los coágulos de sangre con el fármaco. Igualmente, afirmaron que el tromboembolismo puede surgir naturalmente, por ende, siguen convencidos que "los beneficios de las vacunas contra el covid-19 continúan superando cualquier riesgo".

Otro estudio del Centro Lareb de Países Bajos también aseguró que no existe vínculo probable entre la trombosis y la vacuna.

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...